¡¡¡Buenos días familia!!! ¿Qué tal ha ido la semana? La mía bien, por fin recuperándome de la infección de riñón que he tenido, nunca me había pasado y la verdad es que lo he pasado bastante mal. Empecé hace  ya más de una semana y es ahora cuando me empiezo a sentir casi al 100 por 100. Os cuento todo esto, porque esta circunstancia me ha hecho reflexionar. Es fundamental parar de vez en cuando, descansar, porque si no,  la vida te para de alguna manera (ya sea en forma de catarro, infección…).

Si soy sincera llevo más de cinco años sin tener vacaciones, siempre he estado liada y yo feliz de estarlo, por eso no me he dado cuenta que quizá  haya  forzado la “máquina” más de la cuenta. Estos días  he tenido que estar en reposo en casa, para mí han sido unas “vacaciones”,  obviando evidentemente, que me encontraba mal y que no tenía  muchas fuerzas… Pero he tenido esa sensación de “vacaciones” porque he estado en casa tranquilamente,  durmiendo más que nunca, viendo la tele, leyendo muchas cosas y por supuesto he investigado acerca de los riñones y su significado. Mirad lo que encontré en un libro:

-Demasiado trabajo sin su correspondiente descanso para reponerse acaba, a la larga, por lastrar a los riñones. En los riñones es donde se encuentra la puerta de entrada  a la fuerza del cuerpo. Las reservas no son inagotables, para recargarlas de energía son indispensables las fases de descanso. Quien sobreexplota su cuerpo no se da cuenta enseguida, sino sólo con el paso del tiempo.

Me quedé cuando lo leí así 😳, está claro que hay que saber parar, que aunque pensemos que podemos con todo, el descanso es fundamental porque como no lo hagamos a la larga puede pasarnos factura. Nuestro cuerpo se expresa, solo tenemos que saber leer entre lineas y prestar atención a lo que nos quiere decir…

¡¡Feliz fin de semana a todos y no os olvidéis de sonreír!!

Reflexión del día: Si el presente trata de juzgar el pasado, perderá el futuro.

 

Vestido: namdalay.com