¡¡¡Buenos días familia!!! ¿Cómo ha ido la semana? La mía la he pasado prácticamente en Mirador de Montepinar entre el plató y el camerino número 5, disfrutando de mi trabajo, dando vida a Raquel. Poco a poco he ido retomando la normalidad, ya estoy un poquito más tranquila, con mis pensamientos y emociones más colocados.

Como ya os conté hace unas semanas mi gato Humphrey falleció de la noche a la mañana. Un duro golpe para mí ya que no me lo esperaba para nada, digamos que no estaba preparada para ello ( nunca se está), pero quizá si hubiese fallecido de mayor lo hubiese encajado mejor o me hubiese hecho la idea.

Llevo estas semanas pensando mucho sobre el tema de la muerte, de lo extraño que es todo, que aunque sabemos cual es nuestro destino final no lo tenemos para nada encajado (o por lo menos yo). La realidad es que TODO puede cambiar de la noche a la mañana, hay cosas que se nos escapan de las manos y que no podemos controlar como es la muerte. Sinceramente creo que no estamos preparados para dejar de ver a las personas o seres que queremos. Por eso debemos disfrutar de ellos, decirles lo mucho que les queremos, hacerles sentir lo importantes que son en nuestras vidas.

Hay que disfrutar a tope de la vida, ser conscientes de que nada es para siempre, por lo menos en el plano físico. No sabemos cuando es el momento de partir a otro lugar ( quiero pensar que existe otro sitio), por eso no perdamos detalle de las cosas que nos pasan, de disfrutar a tope de todo lo que tenemos y cambiar todo aquello que no nos gusta de nuestra vida. Si nos dijesen que nos queda una semana de vida, ¿qué haríamos?, ¿hemos llevado la vida que habíamos soñado?

Como dice el dicho: “Todo tiene solución menos la muerte”… Pongámonos manos a la obra y cambiemos aquello que no nos hace feliz…..

Nos merecemos vivir la mejor vida.

¡¡Feliz fin de semana a todos y no os olvidéis de sonreír!!

Reflexión del día: Sonríe para la vida, no solo para la Foto.

Mi look: vestido de namdalay.com y botas de Zara.