¡¡¡¡Buenos días familia!!! ¿Cómo estáis? Yo la verdad es que ando regular, el domingo perdí a mi gatito Humphrey… Un adiós inesperado, doloroso, difícil de encajar ya que sólo tenía 7 añitos. Por eso ayer me fue imposible escribir el post, no tenía ánimo ni fuerza… Ahora a intentar asumir esta nueva situación y a esperar que este dolor tan fuerte vaya bajando su intensidad porque no veáis cómo duele…

La vida es así de extraña que a pesar de las circunstancias nada se para.

Y ahora corramos un tupido velo y os dejo el post que había preparado para ayer lunes:

Mis pautas para empezar bien el día a pesar de….

Hoy os escribo desde el camerino número 5 rodeada de algunas de mis compañeras… La prima de hecho me está diciendo ¡¡¡Rubiaaaaaa qué haces escribiendo a estas horas!!! Y es que son ahora mismo las 7:30 de la mañana por Mirador de Montepinar. He empezado la semana digamos con un súper mega madrugón, de esos que cuando me ha sonado el despertador me he dicho – ¡¡¡Me he equivocado al ponerlo!!! ¡¡¡Yaaaaaa!!! ¡¡¡Si no he dormido nadaaaaa!!!

He mirado el teléfono una y otra vez porque no creía que fueran ya las 5:15 de la madrugada y me tuviera que levantar. Mi mente ha empezado con las míticas frases: ¡¡¡Nooooooo!!! ¡¡¡Me quiero morir!!! ¡¡¡Tengo sueñooooo!!! ¿Dónde voy a estas horas?… STOP. Sí, digo stop porque así no se puede empezar bien el día, ¿Estáis de acuerdo conmigo? Estos pensamientos no nos ayudan a sacarle el máximo provecho al día que tenemos por delante. Por eso os voy a dejar algunas de las pautas que a mi me sirven para encarar la jornada de la manera más positiva a pesar de nuestras circunstancias…

  1. Para mí es importante levantarme con tiempo para poder hacer las cosas tranquilamente, sin estrés y así poder desayunar, ducharme tranquilamente, etc.
  2. En vez de darle la importancia a los pensamientos negativos quito el foco de ahí y lo llevo a las cosas positivas que tengo, como por ejemplo dar las gracias por tener un día más en esto llamado vida.
  3. Mientras me ducho y me despejo me voy imaginando las cosas que quiero que me sucedan. Utilizo el poder de la imaginación para atraer todo lo que quiero a mi vida.
  4. Mi repito la frase: “Hoy va a ser una gran día”.

Espero que estas pautas os ayuden en vuestro día a día, es una cuestión de entrenamiento y pasados 21 un días se convertirá en un hábito.

¡¡¡Feliz día para todos y no os olvidéis de sonreír!!!

Reflexión del día: Si puedes soñarlo puedes hacerlo.

Total look de Zara