¡¡¡Buenos días familia!!! ¿Cómo estáis? Espero que con la energía a tope y con ganas de comeros el mundo.

En otoño nuestro nivel energético disminuye y debemos ser conscientes de ello. Nuestro cuerpo empieza a “recogerse”. Debemos generar a través de nuestra cocina diaria energías que empiecen a interiorizar, calentar, centrar y relajar. Hay que suprimir bebidas frías por ejemplo  y  reforzar nuestro sistema inmune.

¿Que factores debemos incrementar en esta época del año? 

Los condimentos salados como la sal marina, soja, miso, umeboshi..

Y los alimentos que debemos aumentar son:

-Cereales: Utilizaremos mijo, avena, trigo sarraceno, arroz integral medio o corto.

-Pastas integrales, castañas, avellanas o almendras , calabaza,

-Sopas con verduras ( col, calabaza, coliflor…)

-Proteínas: estofados con leguminosas con cociones lentas.

-Consumiremos mas pescado que en la época estival

-Verduras: sobre todo las que sean redondas como la cebolla, zanahoria, boniato, col, calabaza…

-Sabores: el sabor primordial en otoño es el dulce. Podemos utilizar  melaza de arroz para endulzar y tomar postres naturales.

El otoño es una época especial, los atardeceres son mágicos, es la estación que nos sirve para ir adaptándonos al invierno. Debemos ir preparando poco a poco nuestro cuerpo y los alimentos que ingerimos son fundamentales. Que nuestro alimento sea nuestra medicina.

Y a hora a por el lunes con nuestra mejor energía, ¡¡¡feliz día  para todos y no os olvidéis de sonreír!!! 

Reflexión del día: Cómo pretendes volar; si no te alejas de los que te arrancan  las plumas

Mi look: vestido de Hug&Clau y botas de Zara.