Sesión de fotos de boda, Red Essence

Editorial Red Essence: una sesión de fotos de una boda inusual

Os traigo hoy una sesión de fotos de boda de esas que me gustan a mi, de las que transmiten algo especial. En este caso ambientada en una época que nada tiene que ver con la actual. Aviso, este trabajo tiene ya un tiempo… ¿Su nombre? Red Essence.

Cuenta la wedding planner de La Puesta en Escena, organizadora del shooting, que siempre busca algo distinto. Por eso, buscó para esta sesión un toque navideño, «una época hermosa a nivel de colores y vestuario», añade.

"<yoastmark

El lugar, las flores y el fotógrafo

Para el escenario se eligió un invernadero lleno de las llamadas «Flores de Pascua», «Poinsettia» o «Estrella de Navidad». Cuenta la wedding planner que la estructura geométrica de las instalaciones del invernadero encajaban perfectamente con las hojas de está preciosa planta. Su rojo y verde intenso con el hierro y blanco de los techos.

El ramo tenía que contrarrestar todas las plantas que tenían alrededor. Se eligió a la floristería El Lenguaje de las Flores para confeccionarlo. Este ramo contiene ranúnculos, que transmiten un amor tímido. También la belleza del clavel y la preciosa unión con el amaranto, la chispa y el picante con ese toque de chili. Todos ellos ingredientes indispensables que se unen en una ramo circular que desprende eternidad.

Quien fue el encargado de plasmar en fotografías dicho trabajo fue Carlos Lucca, encargado de marcar la diferencia.

¿Conoces la Poinsettia? Es tan reconocida como planta de la época navideña y tiene muchísimo trabajo… Esto hizo pensar a la organizadora, Laura, en que tiene cierta similitud con una boda. La planta necesita 6 meses de preparación, desde que se planta el esqueje hasta que empieza a florecer. Todo ello cuidándola con mimo y nutrientes.

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

La novia y el novio

Teniendo esta premisa en esta sesión de fotos de boda, se procedió a la búsqueda del vestido de novia, en el que buscaba algo que entrelazara con las marcas que tiene esta preciosa planta en sus hojas.

«No pude quedarme más prendada del atelier de L’Avetis en Barcelona, donde encontré el traje perfecto. Se llama Casilda: delicado, bohemio y sensual«, explica.

Continuando con el vestido, se trata de un diseño realizado en tul bordado combinado con gasa y en el cuerpo encaje marcado, unas mangas acampanadas con volantes de puntilla muy fina y delicada. Pensado para aquellas novias que buscan un aire bohemio y desenfadado sin perder el toque femenino y sensual con esa preciosa espalda con lineas transparentes y la abotonadura.

Como el novio no podía ser menos, éste tenía que vestir de un único color, sobrio, pero elegante. El gran color pensado para el traje de novio fue el negro. «Con la ayuda de Benavent, quisimos que destacará con el entorno y que contrastara con la novia, dándole el único toque de color en los divertidos tirantes de topitos blancos y haciendo un guiño a la novia», apunta.

Por su parte, la novia lucía una diadema que combinaba con el ramo, de manzanitas rojas como símbolo de tentación y toques verde de abeto para darle color y armonía con el ambiente. También a juego con el bouttonière, de forma redondeada, que daba continuidad al concepto de eternidad.

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

Maquillaje, peluquería, zapatos y alianzas

Andrea Hinostroza fue la profesional que maquilló y peinó a los novios. En el caso de la novia quiso potenciar los rasgos de ella, como una novia que innova, con fuerza y que se atreve a lucir tonos con sabor a invierno. Sofisticada y elegante con luz propia.

A continuación, los zapatos, que eran una parte importante del vestuario. La organizadora escogió un modelo de la nueva colección de invierno de Doriani. «Qué mejor color que el verde, con tiras doradas y con el material del invierno, el terciopelo», detalla.

Por último, los anillos. Unas alianzas de oro de 18 kilates, en el caso de la alianza de la mujer con un pequeño azabache de 2mm y con textura martelé. Unas alianzas creadas en exclusiva a mano y para la editorial por Amparo de Adrg Desing.

Estas alianzas se colocaron en un porta-alianzas hecho por Miss Katiuska Bodas. «Nos realizó un diseño de rosas rojas con sus hojas verdes, un cordón dorado rodeaba esté precioso diseño para unir las alianzas con un nudo y realizar un lazo», apunta Laura.

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

¿Qué te ha parecido? ¿Te arriesgarías a llevar un look así con tu pareja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *