Carlos Lucca - Momentos para el chacachá

¿Casarse en mayo da mala suerte?

¡Ojo cuidao’ que he leído eso por ahí! Casarse en mayo da mala suerte, pero no será este año. Este 202, lamentablemente, todas aquellas parejas que han decidido darse el «sí, quiero» el quinto mes del 2020, no podrán hacerlo. Como ya todos sabemos, debido a esta terrible pandemia mundial… Bueno, el caso es que dejando el tema del Covid-19 de lado, quería explicaros de dónde viene esta idea…

Hilario Sánchez - Momentos para el chachachá
Hilario Sánchez – Momentos para el chachachá

Primera teoría sobre no casarse en mayo…

Se dice que esta superstición puede tener su origen en la época romana. En el calendario romano se «desaconsejaban» varios días al año para casarse. El período comprendido entre el 29 de abril y el 22 de mayo eran uno de ellos. El propio mes de mayo se consideraba que traía mala suerte, ya que era el mes de los malos espíritus.

Si te preguntas si había alguna fecha más que para los romanos tampoco fuera la ideal, la respuesta es sí. Tenían otras señaladas en su calendario. Tampoco se podían celebrar bodas durante los idus de febrero, que comenzaban el 13 de febrero y se prolongaban hasta el día 21, puesto que se celebraban fiestas en honor a los difuntos.

Paréntesis explicativo: la palabra ‘idus’ es una  palabra latina del antiguo calendario romano, por la que se denominaba al día 13 de ocho de los 12 meses: enero, febrero, abril, junio, agosto, septiembre, noviembre y diciembre, y también al día 15 de los cuatro restantes: marzo, mayo, julio y octubre.

Carlos Lucca - Momentos para el chacachá
Carlos Lucca – Momentos para el chacachá

Segunda teoría sobre casarse o no en mayo…

La mala fama del mes de mayo también se atribuye a la llamada ‘Noche de Walpurgis’ o ‘Noche de las brujas’, que se celebra del 30 de abril al 1 de mayo, una fiesta pagana celebrada en el centro y norte de Europa.

Dicen que es la noche en la que las brujas pueden celebrar sus fiestas paganas antes de que comience al amanecer el día de la santa, Walburga. Pero, esta historia va más allá, porque Walburga nada tenía que ver con este rito. Se escogió esa noche por oposición a la fiesta de ‘Todos los Santos’ del 1 de noviembre, ya que celebrar ritos paganos seis meses después, o sea, del otro lado del año, es una manera ritual de darle vuelta.

Esto repercutía en que casarse en esas fechas traía mala suerte ya que se supone (o se suponía) que en esa festividad se reúnen brujas y brujos de todo el mundo para invocar a espíritus malignos, lo cual puede afectar negativamente a la fertilidad de los jóvenes esposos que han decidido casarse.

True Romance - Momentos para el chachachá
True Romance – Momentos para el chachachá

¿A ti qué te parece esta teoría? Por supuesto son creencias que en el caso de España han dejado de seguirse… ¿Tienes predilección tú por algún mes en concreto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *