La novia de las cinco caras (parte II)

Si te gustó la primera parte de la novia de las cinco caras, ahora te vas a enamorar, porque llegan tres más que te dejarán con la boca abierta y, seguro que como a mí, hasta con más ganas de que llegue tu boda.

Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro

Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro

Puede decirse que la primera es una novia romántica y, a la vez, con algo de magia que la hace inolvidable. Sus mangas son una de las partes que más llama la atención. ¿Quién va a olvidar a una novia de estas características?

Luce además pedrería y otros detalles cosidos en la parte superior del cuerpo, alrededor del cuello y de los hombros. Pero, por detrás guarda otra sorpresa y es su escote redondo, atado con un precioso lazo.

Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro

La siguiente puede guardar ciertas similitudes con la anterior, por las mangas largas y con gran caída. Sin embargo, tiene su encanto particular y es que éstas nacen como alas desde los hombros, pero a la vista simulan una capa.

La sencillez del diseño, la especie de capa, una gran corona y el maquillaje arriesgado hacen que esta novia adquiera un carácter diferente, un sabor inolvidable…

Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro

Llega la última novia de las cinco caras y no por ello es la menos importante. Quizás este sea uno de los diseños que más me han llamado la atención.

Falda voluminosa, con doble tejido que la hace más volátil, más singular… Además, lleva doble capa, lo cual le hace que por delante tenga una largura y por detrás otra, con cola, arrastrándola.

En la parte superiror unos diminutos botones en el antebrazo llaman mi atención y que, a veces (y sólo a veces, porque sólo me ocurre con los vestidos de novia) tengo fijación por los detalles. La espalda se rinde ante dos lazadas gigantes que sujetan con firmeza el vestido. ¡Increíble!

Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro
Martina Dorta, Lorena San José y Fernando Claro

¿Cuál de las cinco es tu preferida?

Coordinación y estilismo: Rodolfo Mcartney – Fotos: Lorena San José – Tocados: Martina Dorta – Vestidos de novia: Fernando Claro Costura – Zapatos: Doriani – Localización: Finca Soto de Cerrolen – Catering: Cardamomo – Modelo: María Ostale para Parallele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *