Especial veladas románticas y primeras citas

¿Estáis buscando restaurante para una primera cita o una cena especial? Si es vuestro caso hoy os recomiendo seis establecimientos muy recomendables, todos de estilo bistró. Siempre me ha gustado ese concepto francés de pequeños restaurantes de pocas mesas donde se sirve comida casera. Suelen estar decorados con detalles hogareños y resultan perfectos para encuentros íntimos. Comenzamos.

El más chic. Beker 6 os seducirá por un entorno elegante, refinado y una decoración con mucho estilo. Otro valor añadido es que cuenta con pocas mesas que mantienen la separación adecuada para salvaguardar la magia de una cena solo para dos. Rostros conocidos y comensales sibaritas presiden el ambiente.  Escargots bourguignon, coquelet al romero, hamburguesa bañada en cerveza negra o los platos armenios son algunas de sus especialidades.

Un clásico intemporal. Una foto panorámica de París preside el comedor de Moncalvillo, un bistró con cocina de raíces francesas que incorpora con acierto toques modernos. Un refugio escondido en la calle de San Lucas, casi esquina con Barquillo. Allí nos encontramos un coqueto establecimiento con muy pocas mesas, pero sobrio y elegante que ofrece una gastronomía interesante. Hay que dejarse aconsejar por los platos del día, pero yo siempre pido las alcachofas con foie, el pato y el steak tartar. Aunque cualquier otra propuesta de la carta suele estar bien elaborada.

 

El más cool. Os sugiero que os trasladéis hasta el barrio de Chamberí, en plena plaza de Olavide, para conocer Lili´s, un espacio inaugurado recientemente. Es un restaurante plagado de detalles, decorado con toques cosmopolita y mucho gusto. Su especialidad es la cocina mediterránea y las carnes y pescados a las brasas. Están muy buenos y a un precio más que razonable. Si os gusta el dulce no dejéis de probar la tarta de queso de maracuyá ¡deliciosa! Un consejo: pedid mesa en el salón rosa ubicado al fondo. Apenas tiene un puñado de mesas y la atmósfera es íntima y encantadora.

Para enamorados golosos. Pensando en una cita dulce y a la luz del día (no solo de noche vive el amor) os recomiendo Madeleine Mon Amour ubicado en la Ciudad Condal. Es un espacio afrancesado especializado en la elaboración de unas galletas típicas de Lorraine. Su atmósfera evoca las calles y los cafés más bohemios de París. En su carta descubriréis una variedad única de madeleines saladas, como la de sobrasada ibérica o la de queso de cabra, y dulces, como las clásicas de piel de limón o la de mermelada de chocolate y vainilla de bourbon. Podréis acompañarlas de deliciosos cafés y tés. Pero esto no es todo: cuenta con una selección de productos artesanales franceses como el foie gras, los quesos curados y buenos vinos y champanes para que ese brindis especial tenga lugar.

Arte y vanguardia. Y ha llegado el momento de aportar un toque de modernidad a nuestros planes. Las parejas que hagáis una escapada a Bilbao podéis cenar en el emblemático museo. Os recomiendo elegir las mesas que se ubican frente a los ventanales: por la noche ofrecen unas maravillosas (y románticas vistas) sobre la ría. El comedor está diseñado por Frank Gehry y las mesas a veces están adornadas con orquídeas. Quienes acudan en verano a cenar a Bistró Guggenheim también disfrutarán de una carta de cócteles que podrán degustar en la original terraza rodeada de titanio.

Un legendario. Frente al edificio del Senado en Madrid se encuentra Caripén, un bistró mítico por la historia que atesora: fue el tablao flamenco de Lola Flores y por sus paredes han desfilado celebridades patrias e internacionales. Presumen de servir el mejor magret de pato de toda la ciudad, aunque también destacan por su selección de foies, los caracoles, las ostras guillardeau y, sobre todo, por sus mejillones de roca que suelen convertirse en el favorito de casi todos. En un lugar pequeño, de luz tenue, noctámbulo, clandestino… Se trata de una buena opción si estáis organizando una cena tardía porque mantienen la cocina abierta hasta altas horas de la noche.

¿Viajas sola? Conoce la fórmula de moda para conocer destinos

Cada vez más mujeres de todas las edades viajamos solas, tanto en nuestros momentos de ocio como por motivos de trabajo. Seguro que a vosotras también os ha pasado: llegáis a una nueva ciudad y no sabéis por dónde comenzar. O bien habéis terminado vuestras reuniones y tenéis toda la tarde libre para conocer los rincones de algún destino apetecible. Pero os da pereza salir a descubrirlos porque no tenéis compañía en un lugar desconocido.

Hace poco probé una alternativa interesante para solucionar estas situaciones: los free tours. Es otra forma de visitar destinos a través de recorridos y actividades por los principales puntos de interés de las ciudades de forma gratuita, aunque lo normal es que al finalizar se deje una propina al guía. El importe va a depender únicamente de cómo valores tú el servicio. Existe una gama infinita de free tours dependiendo de tus gustos y preferencias: históricos, fantasmagóricos, cinematográficos, musicales, monumentales, gastronómicos, nocturnos, artísticos, sobre leyendas y mitos locales, paseos en bicicleta… En los últimos tiempos y debido al crecimiento de la demanda cada vez hay más empresas dedicadas a los free tours. Una de las plataformas que está creciendo de forma imparable precisamente es española: GuruWalk En poco más de un año ya están en más de sesenta y cuatro países, cuentan con más de ochocientos guías y ofrecen más de mil tours. Os voy a descubrir algunos de los más TOP.

  • Itinerario especial sobre Harry Potter en Londres y Edimburgo. Si eres fan de esta saga lo pasarás genial descubriendo lugares míticos del mundo mágico de Harry y sus amigos. El lugar donde está enterrado Voldemort, las puertas de la escuela de magia, el famoso Elephant House, lugar donde JK Rowling escribió los primeros capítulos…

 

  • De compras por Dubái. Visita el mall más grande del mundo (imposible verlo por completo en un solo día). Conoce sus acuarios, parques de nieve, degusta platos exquisitos, haz compras en un sinfín de tiendas, contempla el espectáculo de la fuente del Burj Khalifa, el edificio más alto del planeta…
  • Tours gastronómicos. Una degustación de chocolate belga en Brujas, otra de cervezas en los genuinos pubs irlandeses de Galway, un tour de cervezas artesanales en Viena, uno de tacos en Puerto Vallarta, de especialidades colombianas en Bogotá, un food tour con vino en Burdeos, comida árabe en Marrakech, tapeo en Barcelona… Aquí ya depende de vuestras preferencias y gustos culinarios. ¿Tú cuál te quieres comer? ¡Yo todos!

 

  • Monográfico de Juego de Tronos en Dubrovnik. Si eres una apasionada de Juego de Tronos (y mientras esperas impaciente a que se estrene la última temporada) puedes conocer todos los escenarios que tuvieron como protagonista a la capital croata. Entre ellos el famoso paseo de la vergüenza de Cercei.

Los grupos no son demasiado numerosos y las visitas tienen una duración aproximada de entre dos y tres horas. Además, los guías pueden proporcionarte recomendaciones para exprimir lo mejor de cada ciudad y se suelen esforzar para conseguir que la experiencia sea lo más divertida posible (su propina depende de ello). ¿Un plus adicional? Normalmente otras de los participantes están en la misma situación que tú y después de conoceros en el tour podéis quedar para realizar otras actividades en común durante vuestra estancia.  ¿Os animáis a probar estas experiencias? Ya me contaréis…

Fotografía: Javier Zapata

Otros libros que debes leer en vacaciones

La lectura (junto con la escritura) es uno de los grandes placeres de mi vida. Nada enriquece más que sumergirse en un buen libro. Hoy os recomiendo algunas obras imprescindibles, de las que no aparecen estas semanas en los medios como bestseller estivales, títulos alejados de los lanzamientos más mediáticos, pero que debéis leer (si queréis). ¡Y hasta releer!

      La chica de antes. J. P. Delanay. Una casa espectacular, elegante, minimalista. Justo el lugar que Jane está buscando para empezar de cero. Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler mínimo. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar las reglas impuestas por su propietario, un enigmático arquitecto. Nada más instalarse, Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma.

  • ¿Por qué lo he seleccionado? Porque es uno de los últimos libros que me ha mantenido enganchada. Hay intriga, es de fácil lectura (ideal para distraerte en vacaciones), con episodios cortos que te invitan a seguir leyendo. En definitiva, un thriller psicológico con un final que no deja indiferente.

Cartas a Lucilo. Séneca. Siempre me han fascinado los clásicos. La lucidez con la que escribían hace más de dos mil años son toda una oda a la sensatez y a la sabiduría. La vigencia de sus argumentaciones sorprende por lo actual al lector moderno. Lo mejor es su trasfondo: Séneca trató de enseñarnos a ser felices y a aprender a vivir.

  • ¿Por qué os lo recomiendo? Por la cantidad de sentencias que os harán reflexionar durante su lectura y por la sencillez con la que están planteadas. Abarca todos los ámbitos del pensamiento humano.

Todo un hombre. Tom Wolfe. A pocas semanas de su muerte, me resultaría sacrílego no mentar a Wolfe. Casi todos hemos leído La hoguera de las vanidades, un clásico universal. Pero si queréis adentraros en otra obra de este maestro, quizá Todo un hombre sea la novela adecuada. Ambientada en Atlanta, el escritor realiza una feroz crítica de la sociedad americana, pero, sobre todo, de los tejemanejes del poder. Mientras nos adentramos en la lectura van emergiendo conflictos raciales y la omnipresente corrupción implícita a las altas esferas. Todo ello lo hace a través de la narración de la caída de Charlie Croker, una exestrella de fútbol reconvertido en multimillonario promotor de proyectos inmobiliarios.

  • Un consejo para lectores inquietos. Más allá de su obra literaria os recomiendo leer las crónicas periodísticas de Wolfe. Son sagaces, salvajes y despiadadas. Pero con un toque elegante y de clara inspiración literaria.

 

El largo adiós. Raymond Chandler. De Chandler y su Philip Marlowe -el detective más imitado e inimitable de todos los tiempos- lo más complicado es elegir qué obra leer. Si amáis el género negro hay que absorberlas todas. Pero como tengo que nombrar solamente una novela, me decanto por El largo adiós. Y os sugiero el escenario perfecto para disfrutarla como merece: un ocaso con buenas vistas, brisa fresca revolviendo vuestra melena y un gimlet bien frío para homenajear al protagonista.

  • ¿Por qué lo elijo? Porque es un autor impecable en la estructura de sus tramas y en la creación de personajes complejos, cínicos, turbios. La brillantez en la descripción de las mujeres desde la perspectiva de Marlowe es apabullante. Casi tanto como sus diálogos (uno de los aspectos más delicados a los que se enfrenta un autor durante el proceso de creación literaria).

      Y un poquito de autopromo 😊 Si os gustan las sagas familiares protagonizadas por mujeres, con localizaciones de lujo, tramas repletas de intriga, secretos, historias de amor (de las complicadas) y con una potente ambientación histórica (harenes otomanos, corte del último zar de Rusia y el mundo del arte contemporáneo), Amor es la respuesta es vuestra novela para este verano.

¡Vacaciones en Jamaica!

Cultura rastafari, acordes acompasados de reggae, playas caribeñas, naturaleza selvática y la leyenda de Bob Marley convierten a esta isla en un destino muy apetecible y repleto de matices. Os develo qué hacer y qué visitar en este enclave caribeño. Eso sí, os advierto que es una isla grande y las distancias son considerables (aunque hay buenas infraestructuras y carreteras).

Comienzo por una de las zonas más conocidas, Montego Bay. En la ciudad puedes caminar por la plaza principal donde se erige una estatua en recuerdo del líder de las rebeliones de esclavos del siglo XIX. Paseando por sus alrededores se encuentra The Cage una antigua cárcel de esclavos. Si sois fanáticas de Bob Marley debéis visitar el centro dedicado al músico para conocerlo todo sobre su vida y sobre el reggae.  A poco menos de una hora en coche está Martha Brae River, una experiencia divertida que consiste en tumbarte en una balsa de troncos de bambú y dejarte conducir por el curso del río.

Negril es una de las zonas más animada y concurrida. Aquí se encuentran algunas de las mejores playas de Jamaica y uno de los locales míticos: el Rick’s Café. Entre imponentes acantilados los jamaicanos y los viajeros más valientes realizan increíbles saltos; el café ofrece unas excelentes vistas sobre el mar y una puesta de sol inolvidable al ritmo de los acordes de bandas de reggae. Eso sí, suele estar repleto de gente y esto le resta encanto. Pero si preferís un entorno más salvaje y genuino (como es mi caso) tenéis que visitar el Floyd´s Pelican Bar: ¡un árbol-bar situado en medio del mar! Ideal para tomarte una cerveza y darte un baño entre pelícanos y mantarrayas en aguas cristalinas. Solo se puede llegar en barco.

Seguimos nuestro recorrido y llegamos a Ocho Ríos, crisol de culturas indígenas: cataratas espectaculares, frondosos parques naturales y ricos fondos marinos. Sus playas cubiertas de palmeras y aguas turquesa son el lugar perfecto donde disfrutar del saber vivir jamaicano. Hay que visitar la desembocadura del Dunn River, que cae al mar desde 180 metros de altura en una espectacular catarata y disfrutar del paisaje de Dunn’s River Beach, una de las playas más bonitas de la isla.

Kingston es la capital y la mayor ciudad de habla inglesa de todo el Caribe. Se encuentra en una amplia llanura con el mar al sur y la montaña de San Andrés como telón de fondo. Es una mezcla de tradición y modernidad, salpicada de casas tradicionales con balcones elaborados y calados, llenos de flores y de plantas, mansiones clásicas del siglo XVIII. Pero, ojo: Kingston también tiene barrios marginales y muy peligrosos.

Si sois aventureras y preferís hacer excursiones resulta imprescindible visitar un poblado de rastafaris en el que conoceréis su música, su cocina, sus saltos al mar o las barcas que usan para salir a pescar. Si sois amantes de los animales tenéis que acudir al Santuario de Aves de Rocklands en la que son visibles casi 200 especies de aves de llamativos colores, algunas de las cuales podrás alimentar con tus propias manos. Pero, sobre todo, os recomiendo acudir a uno de los más bellos espectáculos nocturnos que ofrece la naturaleza: Glistening Waters, una laguna en la que se produce un curioso espectáculo luminoso provocado por un microbio fosforescente que adquiere luminosidad con el movimiento. ¡Al paso de barcos, peces o de tu propio cuerpo el agua se ilumina!

¿Y qué hay de la gastronomía jamaicana? Es una mezcla entre la cocina africana y la inglesa. La mayoría de sus platos tienen un sabor intenso debido a la gran cantidad de condimentos que se usan para marinar los platos. La base se compone de pescado, pollo, arroz, verduras, frutas y especias. Debéis probar el patty jamaicano, una empanada típica que contiene varios rellenos y especias. El ackee y salfish es conocido como el plato nacional: se compone de bacalao salteado con ají cocido, cebolla, boina escocesa, tomate y especias. Suele servirse para desayunar junto con frutipán, un pan de masa dura o plátano verde cocido.  Otros dos platos que están muy rico son la carne de cerdo con pimienta, trozos de papaya, mango y jengibre marinada en jugo de tamarindo, vinagre y chile y el conejo al ron. Un último consejo: como en cualquier destino tropical, los zumos y batidos de frutas naturales están deliciosos, ¡probadlos todos!

Lo que no te puedes perder en Marbella este verano

Muchas veces planeamos exóticos y lejanos viajes dejando de lado nuestros paraísos vacacionales españoles. Marbella es uno de mis favoritos. A tres horas de la capital contamos con un destino de clima privilegiado durante todo el año, beach clubs de lujo, hoteles fabulosos, ambientazo internacional y una gastronomía top.  Hoy os cuento mis últimos descubrimientos, los sitios que no os podéis perder si vais a Marbella este verano.

La mejor gastronomía de playa. Situado entre el hotel Marbella Club y Puente Romano, La Milla es posiblemente el chiringuito con la mejor propuesta gastronómica de Marbella en este momento. Encontrarás un ambiente cosmopolita, decorado en azul y blanco, acompañado de una selección de música en vivo. Y lo mejor: muy buen producto. En su cocina utilizan materia prima fresca de primera calidad de proveedores locales en la que no faltan los pescados (al carbón y a la sal), frituras malagueñas, los espetos y los arroces (están bien ricos). Tienen un apartado dedicado a los crudos (estupendas las ostras, aunque no os perdáis el ceviche de carabineros y el tartar de lubina). Pero dejaos aconsejar por las sugerencias del día. Su ensaladilla con gambas y caviar es una delicatessen, los berberechos, las almejas, las vieras, el salmonete, la gallineta… Además, podrás disfrutar de una amplia carta de vinos, cócteles y espumosos.

El mejor ambiente. No hay copeo nocturno como el de Puente Romano. Año tras año no solo lo mantienen, sino que mejoran el servicio y las instalaciones (¡qué bien ha quedado la nueva Suite, el mejor night club para las copas de última hora!).

Pero si todavía no lo conocéis, debéis visitar Nobu, uno de los mejores establecimientos de la mítica cadena. Además de las elaboraciones comunes a los demás restaurantes del mundo (imperdible el bacalao negro y su tarta de queso), tenéis que probar especialidades locales que solamente se sirven en Marbella. Espectacular la carne de wagyu a la chilena ¡menuda potencia de sabor se te queda en la boca! o la lubina, también a la chilena, con salsa de ponzu. El equipo de sala es encantador (dejaos aconsejar por ellos) y seguramente cenes entre algún futbolista, actor, director de cine o modelo súper conocido. Si preferís un japonés más tranquilo en el centro del pueblo, el mejor es Ta-Kumi.

Las novedades. Las propuestas de Dani García siempre cumplen la expectativa de disfrutar de una buena comida a precios razonables en un ambiente divertido. Su última propuesta es Lobito de Mar, un chiringuito urbano, sin playa. Un lugar donde el arrocero y el espetero no faltan en el equipo. Tiene dos zonas delimitadas con dos cartas diferenciadas: una de tapeo y picoteo informal (clave en este establecimiento) para todos los gustos (imprescindible la ración de camarones y huevo frito de campo y el pepito de montaña) y otra más formal a base de mariscos, crustáceos y moluscos nacionales, frituras andaluzas, espetos y recetas con atún (pedid la parrillada). También ofrece una amplia variedad de arroces al estilo alicantino (además de los de pescado, está buenísimo el de pollo coquelet y secreto ibérico al aroma de sarmiento).

Petit Sea Grill. No hay ambiente como el de Puente Romano. Siempre es un acierto acudir durante el día y, por supuesto, a La Plaza cuando cae el sol. Su nueva apuesta es una experiencia de tapas andaluzas (ceviche de aloe vera, mojama, salmorejo, boquerones en vinagre, calamares a la andaluza, langostinos al pil-pil…) en el Petit Sea Grill, maridadas con vinos de la región en su restaurante al aire libre con vistas al mar. Además del tapeo local hay barra de pescados y mariscos frescos, que incluye desde sushi y sashimi hasta ostras, abulón, cangrejo de las nieves o gambas de Huelva.

Y vosotras, ¿tenéis algún otro favorito por la zona?

San Petersburgo está de moda y os lo cuento todo

 

Como algunos de los partidos más relevantes del Mundial se celebran allí, todo el mundo habla estos días de San Petersburgo. Os confieso que yo soy una enamorada de la ciudad de los zares, uno de esos lugares del mundo tocados por una varita mágica que consigue sorprenderte en cada nueva estancia. Tuve la oportunidad de conocerla a fondo cuando me documentaba para mi última novela histórica, Amor es la respuesta. La trama se desarrolla entre Estambul, Madrid, Londres y San Petersburgo a lo largo de tres siglos, pero destaca la presencia de la ciudad rusa (tanto durante la época de la corte de los Romanov como en nuestros días). Los lectores consideran a San Peter (como lo llaman los peterburgueses) como un protagonista más de la novela.

Cada rincón, canal, plaza y recoveco esconden un tesoro. Podrías permanecer un año al completo entre sus calles y no descubrirías ni una pequeña parte de lo que la ciudad puede ofrecerte. Las panorámicas de la ciudad por sí mismas ya constituyen todo un espectáculo. Os recomiendo las visitas imprescindibles.

  • San Salvador sobre la sangre derramada. Es un monumento de arquitectura multicolor y con un estilo puramente ruso, construida sobre el lugar donde Alejandro II fue asesinado. Las cinco cúpulas en diferentes colores y su fachada con detalles dorados, impresionan.
  • La catedral de San Isaac. La más grandiosa de las iglesias de la ciudad sobrepasa los cien metros, tiene más de cien columnas de granito en sus pórticos y una cúpula recubierta de oro puro en su totalidad.
  • San Pedro y San Pablo. Situada en una isla sobre el río Neva ofrece uno de los emblemas de la ciudad: la aguja de su campanario de 122 metros coronada por una veleta en forma de ángel. Es el panteón de los zares rusos.
  • Avenida Nevsky. A lo largo de sus cuatro kilómetros y medio, la cruzan tres canales y en ella se ubican numerosos hoteles emblemáticos, terrazas, restaurantes y tiendas. Hay que caminarla de arriba abajo y recrearse con la catedral de Nuestra Señora de Kazán.

  • La plaza del Palacio. Grandiosa, impresionante, monumental, te deja sin palabras. La genuina fachada azul verdosa y blanca del Palacio de Invierno de los zares a un lado, el edificio del Estado mayor al otro (coronado por una impresionante cuadriga en bronce de seis caballos) y la solemne columnata de Alejandro de cincuenta metros en el centro, la convierten en una de las plazas más memorables del planeta.
  • El Hermitage. Visualizar sus más de tres millones de piezas llevaría años a cualquier visitante. Solo el complejo arquitectónico que alberga al museo es una joya: el palacio de Invierno, el pequeño Hermitage, el viejo Hermitage, el teatro del Hermitage, el nuevo Hermitage y parte del edificio del Estado Mayor dejan sin respiración. La colección consta de antigüedades romanas y griegas, arte oriental, una colección de vestuario de la nobleza y de los zares rusos, piezas arqueológicas, cuadros y esculturas de Europa Occidental, arte ruso y una de las mejores pinacotecas del mundo.
  • Un palacio de verano. De entre las imponentes residencias de verano de los zares Peterhof es posiblemente la más representativa con estilo muy versallesco. Pero si sois amantes de la historia tenéis que conocer el palacio de Alexander, la residencia familiar de los últimos zares de Rusia y sus cinco hijos: Olga, Tatiana, María, Anastasia y Aleksei. Es uno de los escenarios principales de Amor es la respuesta.

Respecto a las experiencias imprescindibles os aconsejo tomar un café en la Casa Singer. Ubicada en un magnífico edificio de estilo Art Nouveau, es librería más famosa de San Petersburgo. En su planta superior cuenta con un café donde degustar unos deliciosos blinis de salmón o roast beef. Las enormes cristaleras con vistas sobre la catedral de Kazán son inmejorables. Tampoco podéis dejar de navegar al atardecer (y brindar con vodka) sobre el río Neva. La sucesión de palacios de colores en sus orillas y a lo largo de los canales y los ocasos interminables (durante el verano no oscurece por completo hasta alcanzar la medianoche) son de una belleza indescriptible.

 

Tenéis que acudir a una representación del ballet ruso. Aunque San Petersburgo cuenta con más de 40 teatros, lo más acertado es disfrutar de una velada en el histórico Mariinski. Ir al teatro en Rusia es toda una experiencia: las salas son inmensas, las representaciones fantásticas y el ambiente único.

Un consejo para las viajeras más gourmet: no os privéis de comer caviar. Bien sea el rojo procedente del salmón o el exclusivo caviar negro elaborado de las huevas del esturión salvaje del Mar Caspio.

Y, por supuesto… ¡tenéis que comprar matrioskas! Se encuentran en cualquier punto de la ciudad. Los precios oscilan desde unos pocos rublos hasta cifras desorbitadas. Las elaboradas a mano que merecen la pena comienzan a cotizar a partir de los 70-80€. Si las han pintado artistas de renombre pueden alcanzar fácilmente los 5.000€. Tampoco os resistiréis a las cajas lacadas y a las réplicas de los huevos Fabergé.

Cómo estar (más) guapas en primavera

Aunque siempre cuidamos nuestro aspecto, con la llegada de la primavera nos apetece todavía más. ¿Os ocurre a vosotras? A mí todos los años. Por eso os desvelo una firma de cosmética que me tiene enamorada, dos rituales de belleza que he descubierto recientemente y un perfume adictivo.

 

  • Colores de temporada. ¡Adoro esta firma de cosmética! Por sus diseños rompedores, la diversidad y originalidad de sus colecciones, su packaging –ideado para ser un complemento más de nuestros estilismos-, su colorido, originalidad, porque el producto tiene calidad y no testan con animales. Disruption, lo último de Teeez Cosmetics, me asombra por su atrevida identidad visual, una fusión de retratos del siglo XIX con grafismos del siglo XX.

¡Atención a las paletas de sombras bautizadas como Riot! Son adictivas. Casi tanto como los iluminadores de su anterior colección, Fashion Vendetta.

  • El tratamiento facial que vas a querer repetir. Visité recientemente el centro de Natividad Lorenzo, un espacio acogedor. Aunque el mejor descubrimiento fue ella misma: su hospitalidad, profesionalidad, buen hacer y la pasión que transmite por sus tratamientos faciales diseñados a medida. No hay dos iguales porque los adapta a cada persona y a las necesidades de cada piel. Quería experimentar cómo Natividad cuida milímetro a milímetro rostro, cuello y escote. He de reconocer que salí con la piel como nueva. Os voy a explicar cómo me aplicaron el completísimo tratamiento, por si os animáis. Dura entre hora y media hora y dos horas. El precio es más que razonable para el tiempo que te dedican y los resultados que se obtienen: oscila entre los 120-180 euros.
  • Comenzó con un peeling de ácidos adaptado a mi piel para exfoliar y oxigenar. Me aplicaron carboxiterapia que emplea un triple sistema de exfoliación, no agresivo, para limpiar en profundidad, ablandar poros y purificar con la frescura botánica de los tónicos. Quedé preparada para recibir los beneficios de los activos.
  • Los productos de PB Serum (se basan en la utilización de enzimas inteligentes, los beneficios de las vitaminas A, B, C y E, y las propiedades del ácido hialurónico, la queratinasa y colagenasa) que me aplicaron teniendo en cuenta mis necesidades, fueron: Hyaluronic (hidratación profunda y antiarrugas) y Radiant (ilumina y unifica el tono).

  • Después probé por primera vez las ondas acústicas: mejoran la circulación sanguínea y estimulan la producción de colágeno (lo utilizan también de manera muy eficaz contra la celulitis).
  • Por último, llegó el momento relajante: un masaje calmante con mascarilla. Como toque final disfruté con los Beauty Globes, unos cilindros de cristal helados que consiguen sumergirte en una sensación de frescor y bienestar. Mmmm…

Dos detalles: Natividad hasta me repasó las cejas para dejar mi rostro impecable, y me llevé a casa por escrito las explicaciones sobre cada fase y sobre los productos de mi tratamiento a medida.

  • Para estar impecables sin complicaciones. Una de nuestras preocupaciones (da igual que seamos mujeres urbanitas, viajeras, hiperactivas…) es potenciar la belleza en pocos minutos. ¡Nos faltan horas para llegar a todo! Pues precisamente de eso va Pixi: de resaltar el atractivo natural de mujeres que no disponemos de demasiado tiempo. Es una firma de cosmética y maquillaje británica, recién aterrizada en España, pero creada hace una década por Petra Strand. Ella tiene la experiencia de ser trabajadora y madre de cuatro hijos. Por eso ideó productos multifunción con ingredientes botánicos para las que no tenemos tiempo que perder. Os confieso que mis favoritos son sus tónicos. Pixi resalta nuestra belleza natural sin estridencias, para que seamos nosotras mismas, pero mejoradas. Me ha gustado especialmente su ritual para la piel del rostro. Os lo explico paso por paso.
  1. Debemos limpiar la piel en profundidad con Double Cleanse (fórmula 2 en 1) aplicando este bálsamo de limpieza, elaborado con vitamina E y aceite de onagra y camelia.
  2. Con la crema limpiadora eliminamos residuos sobrantes, masajeamos el cutis y retiramos con un paño húmedo.
  3. Energizamos la piel con Glow O2 Oxygen Mask, una mascarilla de efecto estimulante inmediato, ideal después de un largo día.
  4. Equilibramos con Makeup Fixing Mist una loción ligera con agua de rosas que calma e hidrata la piel y que prepara el rostro para la base del maquillaje.
  5. Por último, aplicamos H2O Skintint by Pixi, un gel facial con té verde y lavanda. Consigue cobertura uniforme y una base aterciopelada.


Y la fragancia de esta primavera es
… El nuevo perfume de Juicy Couture, Glistening Amber (forma parte de una trilogía). Soy una fan de la marca y colecciono sus icónicos frascos, pero esta nueva línea de aromas orientales inspirada en tierras exóticas y cuentos de hadas, es fabulosa. Con una sola pulverización te envuelves en incienso, ámbar, madera de Cachemira y almizcle. Misterio y pura sensualidad.

 

 

 

Dos rincones que enamoran

Hoy os descubro dos nuevas propuestas capitalinas de lo más interesantes que me han conquistado durante mis paseos por la ciudad y que quiero compartir con vosotras: la tienda de perfumes donde os querréis quedar a vivir y un ultramarinos gourmet. ¡Os encantarán!

AquaFlor. El barrio de las Salesas es un pequeño refugio en la vorágine madrileña donde cada recodo esconde cosas bonitas. Un escaparate de la calle Argensola (esquina con Orellana) cuajado de delicados frascos de perfumes me empujó a cruzar el umbral de su puerta. Dentro te aguarda una experiencia sensorial de delicados perfumes. Un lugar exclusivo donde es posible elaborar tu propia fragancia de manera artesanal. Su matriz está en un bellísimo palacio florentino en el que cada estancia está dedicada a un producto: la sala de los perfumes, de los jabones, de la ambientación del hogar… Si vais a Florencia podéis visitarlo en Borgo Santa Croce, 6. ¡Merece la pena! Los perfumes los elaboran con las materias primas más nobles procedentes de todas partes del mundo.  Además, cuenta con una gama extensa de productos: ambientación para el hogar, velas, jabones, cremas corporales, afeitado para ellos, packs de regalo con el mix de productos que más te gusten… y también ofrecen la posibilidad de realizar talleres sobre el interesante arte de la perfumería. En este espacio todo es refinado: el entorno (está ubicada en uno de los locales protegidos más exquisitos de Madrid), obviamente la calidad y variedad de las fragancias, el packaging, la atención, el servicio… Hasta el punto de que en su interior te trasladas a un entorno idílico del que no deseas escapar. Si os queréis dar un capricho propio o quedar como una reina con un regalo digno de diosas, tenéis que visitar AquaFlor.

Sus collares y brazaletes elaborados a mano contienen una pequeña cápsula de madera en el broche para rellenarla con tu fragancia favorita. ¡Conseguirás que tus complementos también huelan a tu perfume!

La Colmada. La calle Espíritu Santo siempre ha sido un foco de sorpresas agradables. Los establecimientos de la zona siempre destacan por su originalidad, colorido y encanto. Es cuna de vanguardia sin abandonar un espíritu genuino, sus raíces de barrio. Ahora acaba de abrir un nuevo establecimiento mitad tienda de alimentación, mitad taberna de tapeo. O mitad ultramarinos gourmet mitad bar de barrio: La Colmada. Todo lo que pruebas en el bar te lo puedes llevar a casa. ¡Y está riquísimo! La zona de entrada está pintada de azul, recordando a un ambiente marino, y el siguiente espacio te sumerge en un universo verde, que rememora los productos campestres. Al fondo encontrarás un pequeño comedor. Pero lo mejor es el producto: las paredes están repletas de latas de conservas artesanas de las mejores marcas, algunas difíciles de encontrar en la capital, hay una zona de charcutería donde podemos pedir al peso las chacinas que se nos antojen (quesos, ibéricos, ahumados…), hay tablas de tostas, picoteo tradicional (atención a la deliciosa ensaladilla rusa con txaca o a la empanada de lacón con grelos) y platos más contundentes (¿quién se resiste a un pollito picantón, unas codornices en escabeche, unas lentejas con foie o unas verdinas con marisco?). Buenos precios en general y, además, entre semana tienen plato del día al increíble precio de… ¡cinco euros!

IG: @CarmelaDfx

TW: @CarmelaDf