Cancún es uno de los lugares del mundo donde el mar despliega todos sus tonos de azul turquesa; un agua que acaricia una arena tan blanca y fina como la harina y a lo largo de sus más de 22 kilómetros de playas, todas ellas ubicadas bordeando el Boulevard Kukulcán, en la zona hotelera. ¿Cuál es uno de sus grandes encantos? Poder disfrutar del Caribe por un lado y de la laguna de Nichupté -compuesta por siete cuerpos de agua- por el otro. Pero, además, cuenta una insuperable diversidad de hoteles, gastronomía internacional de primer nivel, vestigios de la cultura maya, campos de golf, mercados típicos de artesanías, así como espectáculos, bares y discotecas que dan fama a su animada y divertida vida nocturna. En Cancún y sus alrededores destacan también los el entorno natural con los majestuosos manglares, la selva exuberante y los cenotes, unas lagunas subterráneas, abiertas y semiabiertas -sagradas para los mayas- de aguas prístinas rodeadas de vegetación virgen.  Hoy os descubro mis imprescindibles de este enclave único.

De isla en isla. La escapada a isla Mujeres es obligatoria para nadar en aguas cristalinas, entre tortugas y delfines, puesto que se sitúa frente a Cancún y hay varios ferris a diario (unos quince/veinte minutos). No te pierdas playa Norte, la más chic de toda la isla. ¡Y no dejes de probar el arroz caribeño o los ceviches del restaurante Mar Bella! Casa Rolandi es otra excelente opción. Ixchel Beach y hotel Secreto son mis alojamientos favoritos. Si dispones de más días debes viajar a Cozumel, una isla privilegiada para los fanáticos del buceo porque es la segunda barrera coralina del mundo, tras la australiana. Aunque los expertos afirman que el colorido que ofrece el mundo submarino de este rincón mexicano es inigualable. Cozumel está rodeada por formaciones de arrecifes en aguas tan claras que se alcanza una visibilidad de hasta 70 metros. A mí me encanta la zona de la isla del lado contrario a las costas de Cancún; allí el oleaje del Atlántico es más fuerte por tratarse de mar abierto, pero la majestuosidad de las panorámicas merece la pena. Además, la vegetación en esta zona es virgen y está salpicada de pintorescos chiringuitos playeros -como el imprescindible Coconuts.

¿Cuál ha sido mi último descubrimiento hotelero? Un solo para adultos de lujo que te va a enamorar, Live Aqua Beach Resort Cancún. Con todo incluido -pero con mucha calidad- es un complejo con unas vistas excepcionales y unas suites amplias y luminosas con vistas al mar. Además, está junto a La Isla, el mall más famoso de la zona hotelera. Su infinity pool es perfecta para relajarse y hacer unas fotos estupendas, y sus cabañas de playa están rozando la orilla el mar Caribe. Uno de sus puntos fuertes es la amplia variedad gastronómica que ofrece: cuenta con varios restaurantes (cocina japonesa, asiática, italiana, mediterránea …), pero la parada obligada es el restaurante MB de cocina de autor; ¡es perfecto para una cena especial! En sus instalaciones vas a sentirte plenamente segura puesto que han implementado un protocolo que aúna más de 700 medidas de seguridad para prevenir el COVID-19. ¿Un plus adicional? El excelente trato que recibes, los detalles con los que te agasajan y el servicio de Concierge.

Gastronomía. La oferta gastro es infinita y para todos los bolsillos, pero te recomiendo que visites Puerto Cancún, el sitio de moda frecuentado por los locales. Allí, además de hacer shopping, tienes que parar a comer en el elegante Montemar -excelente cocina y con estupendas vistas- o a cenar en Cao con un ambiente más canalla y una carta de platos mexicanos.  También es imprescindible acudir mientras cae el sol a alguno de los restaurantes de la laguna -como Puerto Madero o el japonés Tora-. Además de disfrutar de un entorno genuino, puedes llegar a ver alguno de los dos mil cocodrilos que la habitan.

La vida nocturna. La noche de Cancún dura 24 horas gracias a la intensa fiesta y marcha que se vive en las discotecas, bares y restaurantes que abundan en la zona hotelera. Coco Bongo es el establecimiento más célebre -al menos una noche hay que bailar al ritmo de sus animadores-, pero alrededor hay múltiples opciones de ocio para todos los gustos: bares, salas de fiestas, terrazas, restaurantes, shopping… Y no resulta extraño terminar la fiesta viendo amanecer en la orilla del mar Caribe, que se encuentra a pocos metros de esta zona de ocio ideal para noctámbulas.

Golf. Pok-ta-pok es un campo de golf ubicado entre la laguna y el mar, con dieciocho hoyos, entre los que se ocultan algunas ruinas mayas. Pero en la actualidad no hay que dejar de conocer los campos de playa Mujeres y Puerto Cancún.

Apunta estos consejos.

  • Explora todos los cenotes y ríos subterráneos que puedas.
  • Si buscas una playa más tranquila Xcacel puede ser una buena opción.
  • Si viajas con niños no dejes de visitar los parques temáticos de Xcaret, Xplor, Xel-Ha.
  • Adéntrate en el D-Lounge del Ritz Carlton para degustar alguna de las etiquetas de su colección de más de cien tequilas en un marco incomparable.
  • ¿El paraje definitivo e inexplorado? El paraíso de isla Blanca.