El cambio de hábitos que estamos experimentando durante estas semanas -muchos de los cuales han llegado para quedarse- ha llegado a todos los ámbitos. Acabo de hacer un descubrimiento que me ha encantado y que comparto con vosotras. ¡La alta cocina madrileña también se ha apuntado al servicio a domicilio!

Horcher. Obviamente no es para que pidamos comida allí a diario, pero puede ser una opción excelente para las celebraciones especiales que nos estamos viendo obligados a celebrar encerrados: cumpleaños, aniversarios, nacimientos… El emblemático restaurante madrileño nos trae a nuestra mesa una selección de su carta. Entre los platos que podemos disfrutar dentro de este servicio, incluyen en su propuesta entrantes como jamón de Guijuelo, terrina de foie de oca con higos picantes, salmón marinado a la rusa, anguila ahumada con salsa de rábano picante (¡me encanta!), ensalada de bogavante, gazpacho Horcher, salpicón de bogavante o arenques a la crema. En los platos principales se pueden encontrar ragout de lenguado con carabineros, codillo con chucrut y puré de patata, goulash a la húngara con puré de patata, langostinos al curry verde con arroz salvaje, steak tartar (de los mejores de la capital), escalopines vienesa con ensalada de patata, Stroganoff a la mostaza de Pommery con Spätzle (uno de sus platos míticos) o pollito de grano a la bonne femme con puré de patata trufado. Para endulzar la comida, su famoso Baumkuchen con salsa de chocolate y crema Chantilly, junto al strudel a la vienesa y el crumble de manzana, entre otros. También disponen de una selección de vinos por botella, además de champanes y cavas. Para poder disfrutar de Horcher en casa los encargos se deben hacer el día anterior antes de las 20:30 horas a través del teléfono 91 522 07 31. La entrega se realizará entre las 12:00h y las 14:00h. El pedido mínimo para efectuar el servicio a domicilio debe de ser superior a 60 euros, aunque podéis recoger en el propio restaurante sin pedido mínimo.

Viridiana. La cocina de Abraham García es de esas experiencias inolvidables que hay que probar, al menos, una vez en la vida. Creo que es primer chef español que hizo fusión de altura cuando ese concepto ni existía. Su sartén de huevos de gallina con mousse de hongos y trufa fresca rallada es uno mis platos memorables favoritos de todos los tiempos. Pues bien, Viridiana también se ha apuntado a servirnos sus delicatessen a domicilio con su propuesta “Caprichos compartidos”. Entre la selección de platos que podemos disfrutar en nuestro salón se encuentra el gazpacho de fresones con jamón ibérico, el tartar de arenques del Báltico marinados, las lentejas al curry con langostinos y toque de sobrasada balear (otra de las recetas de Abraham que merecen un monumento), las albóndigas de bonito al cilantro con arroz thai o la carrillera de vaca al amontillado con arroz y guisantes.  ¿Cómo pedir? Por teléfono en el 915 23 44 78 y reparten en todo el perímetro de la M30.

La Ancha. Aunque no es alta cocina, sino gastronomía tradicional de toda la vida, lo incluyo porque es uno de los clásicos capitalinos y de mis favoritos desde siempre. Me encantan sus platos de cuchara y ahora te llevan a casa sus deliciosas lentejas y su pote gallego (en cuanto añadan las alubias de Tolosa de su huerta ya será la felicidad máxima). También soy muy fan de sus tortillas, sobre todo de la trufada, de la que coronan con pulpo a la gallega y de la tortilla guisada con callos, completamente recomendable; todas ellas ahora las podemos disfrutar en casa. Sin olvidar el emblema máximo de esta casa: el escalope Armando, complemente imprescindible para quien no lo haya probado nunca. Un escalope de ternera muy finito, pero de dimensiones XXL y con un punto perfecto. ¡Os aseguro que está riquísimo! Podéis disfrutar de estos platos de toda la vida pidiendo en www.escalopearmando.com