No se trata de una moda pasajera: acampar con elegancia es una nueva tendencia. Si te gustan las escapadas al aire libre sin renunciar a la comodidad tienes que probarlo. ¿Te atreves con el glamping (glamour + camping)? Disfrutar en plena naturaleza y dormir bajo las estrellas en alojamientos con mucho estilo es posible. Y, además, en localizaciones increíbles… Hoy os descubro cómo ejercer de viajera aventurera con un toque chic.

Casa de Mundo. Se trata de un paraíso con espíritu internacional situado en plena Costa Blanca, a tan solo 25 kilómetros de Alicante y sus playas. Lo mejor es elegir el alojamiento según tus gustos viajeros. Bonitas caravanas diseñadas con maderas talladas, un gazebo de Indonesia, un carromato cíngaro o lodges africanos de estilo safari contribuyen a recrear esa atmósfera mundana. Todas sus propuestas están decoradas al detalle. La zona en la que se encuentra el complejo es montañosa por lo que resulta perfecta para pasear al atardecer, hacer senderismo, montar en bicicleta o recorrer sus parajes a caballo.

 

 

Lanzarote Retreats.  Si prefieres los aires isleños te recomiendo este complejo ubicado sobre terreno volcánico en una finca lanzaroteña. Está situada a tan solo 300 metros del mar, en un pequeño pueblo de pescadores. Vas a vivir una escapada en un eco-alojamiento al estilo de las yurtas de Mongolia que te va a sorprender, puesto que la decoración de cada uno de ellos es muy especial. Imperdible la excursión al Parque Nacional de Timanfaya que se encuentra a media hora en coche.

Canonici di San Marco. Es mi favorito y cuanto observéis las fotografías de sus tiendas vais a comprender los porqués… La ciudad de las máscaras, de los palacetes flotantes y los canales serpenteantes también ha sucumbido a la tentación del gampling. ¡Ideal para una escapada en parejas que fusiona naturaleza y cultura de una manera exquisita!  A tan solo trece kilómetros de Venecia existen unas tiendas de campaña fascinantes con una ambientación palaciega, decoración refinada, suelos de madera noble, enormes camas con dosel, lavabos de mármol, detalles de hierro forjado, vajillas de porcelana, lámparas de cristal de Murano… Y atención, porque están disponibles a partir de 150 euros por noche. Estoy tan enamorada de Canonici di San Marco que no lo descarto como alojamiento en una próxima visita a Venecia.

 

Vintage Trailers Resort. Si eres de las planifica viajes de larga distancia te recomiendo hacer glampling en este curioso refugio de Oregón. Te vas a alojar en caravanas clásicas fabricadas en el siglo pasado, entre 1947 y 1965, pero habilitadas en sus interiores con una decoración cálida y con todo tipo de lujos y comodidades.  Además, los propietarios organizan casi a diario actividades típicamente americanas como barbacoas al aire libre, hogueras nocturnas, conciertos country en vivo…

Chewton Glen Hotel and Spa. Es el refugio perfecto para las más aventureras y exploradoras. Esta opción es realmente curiosa porque demuestra que el glamour también puede experimentarse sobre la copa de un árbol. En este resort de cinco estrellas ubicado en el sur de Inglaterra ofrecen lujosísimas habitaciones sobre los árboles. En su interior los espacios están habilitados como suites de hotel (ellos lo llaman private treehouses). Algunas incluso tienen chimeneas y jacuzzis. Un despertar entre ramas con vistas panorámicas es inolvidable, pero debes reservarlo para celebraciones especiales ya que sus precios son muy elevados.