Como todas las temporadas en cuanto el verano llega a su fin, comienzan las inauguraciones, renovaciones y novedades. Hoy os descubro tres de los restaurantes que no os debéis perder en las próximas semanas. Entornos de lo más chic y que destacan por lo realmente importante: ¡se come fenomenal!

Mr Porter. Comienzo en la Ciudad Condal. Este establecimiento se está convirtiendo en la revolución gastro de Barcelona. Presenta un concepto único que combina la excelente oferta de un steak house moderno con un tratamiento único de las verduras en un ambiente cosmopolita que lo posiciona entre los mejores de la ciudad. Situado en el nuevo Sir Víctor Hotel (aquí se ubicó durante años el icónico hotel Omm) y a tan solo unos pasos del paseo de Gracia, Mr Porter es un espacio con aires mediterráneos diseñado por BK Architects. En sus 300 metros destaca el bar panorámico con una espectacular barra de madera de roble, así como otros elementos de diseño contemporáneo. Tanto el entorno como los visitantes habituales (mucha gente guapa) invitan a conocerlo. Algunas de sus elaboraciones imprescindibles son sabores clásicos como el sirloin steak, el bistec de costilla o su plato estrella, el bone-in filet. Otras creaciones muy originales que merece la pena probar son el carpaccio de calabacín (delicioso), el carpaccio de patatas al horno con caviar Beluga, el puerro asado (imprescindible), los langostinos con maíz a la brasa, aguacate y salsa de chile seco, el filete chateaubriand con foie gras (una de sus especialidades más demandadas) y las costillas en tira Tomahawk. Los acompañamientos merecen una mención: buenísimas las patatas cerilla con parmesano y alioli de albahaca, el broccolini con ajo negro o la polenta con trufa negra. Para terminar la velada cuentan con una amplia variedad de cócteles como el Silver Fox, estrella de la casa.

 

RIB. Si todavía no conocéis el monumental hotel Pestana Plaza Mayor (perteneciente a su marca Collection, la más exclusiva del grupo) ubicado en el corazón capitalino, merece la pena hacerlo. Y una buena excusa para explorarlo es acercarse a disfrutar de su restaurante RIB. Está especializado en carnes (concepto que han importado de Portugal: los RIB de Lisboa y Oporto resultan imprescindibles para los carnívoros y son muy frecuentados por los locales). Ofrecen muy buenos cortes y una carta interesante a precios estupendos con platos estrella como la chacinería de wagyu, el tuétano con gambón o la ensalada de tomate rosa. Pero aquí hay que venir a probar su carne, como el tomahawk, chateaubriand o rib eye, entre otros. Pide como guarnición el puré de patata trufada y como acompañamiento la salsa de mojo picón verde o la huancaína. Muy recomendables para finalizar la velada los cócteles de Carlos Marqués. Si os gusta el toque picante tenéis que elegir el Spicy Cao con jengibre y guindilla.

La nueva carta de Iztac. ¡Imprescindible! Alguna vez ya os he hablado de Iztac, uno de mis mexicanos favoritos; un restaurante que ha aportado calidad y autenticidad al concepto de la gastronomía de este país en Madrid. Ahora que ya ha cumplido un año de edad, acaba de renovar su carta por completo. ¡Y algunos de sus platos me tienen enamorada! Os desvelo mis favoritos: las pellizcadas veracruzanas, el queso relleno yucateco y el homenaje al platillo más callejero de la cocina mexicana, los esquites acompañados de tuétano (están brutales, solamente los había probado hasta la fecha en DF). Entre sus pescados, la langosta al estilo Puerto Morelos y entre las carnes el chicharrón en salsa verde o el solomillo en coloradito. Si sois amantes de los tacos, en esta nueva carta tienen su espacio el taco árabe, precursor del conocido taco pastor y el taco Gobernador (a mí me encanta) elaborado con trucha asalmonada.