Tenemos que mimarnos y cuidarnos cada día porque lo valemos y porque los pequeños placeres son los que merecen la pena. Ahora en verano, además, podemos relajarnos y caer en las tentaciones que evitamos durante otras épocas del año… Hoy os descubro cuatro caprichos gourmet que os van a encantar.

Adiós, resaca, adiós. No es exactamente un producto gourmet, pero es la solución que llevábamos esperando toda una vida. Porque a todas nos gusta salir, bailar, divertirnos, beber… Pero claro, las consecuencias se pagan a la mañana siguiente. La temible resaca. Dolor de cabeza, deshidratación, malestar general. ¿Os suena? Y esas mañanas piensas que ojalá existiera una solución para aliviar los efectos de la resaca. ¡Pues existe! Se llama Getaday y acaba de lanzarse en España. Su composición ayuda a un mejor funcionamiento del hígado y de las enzimas responsables de metabolizar el alcohol. Una fórmula que incorpora más de quince componentes naturales y que además tienen propiedades antioxidantes, diuréticas, antiinflamatorias o energizantes. Este remedio es tendencia en países como EE.UU., ciudades como Londres y se ha utilizado desde siempre en países asiáticos. La presentación tuvo lugar en Chicote en una fiesta divertidísima en la que además de pasarlo genial, tuvimos la oportunidad de comprobar que funciona. Puedes combatir la resaca con sus chupitos largos (saben a limón) en www.getaday.es

¡Amor eterno por las ensaimadas! ¿Hay algún dulce más rico que una ensaimada mallorquina? La pastelería Formentor -que las elabora prácticamente perfectas- acaba de inaugurar un nuevo establecimiento en la calle Santa Engracia. Las ensaimadas, con un crujiente hojaldrado exterior y una ligera y algodonosa miga, se preparan con nata, cabello de ángel, crema tostada, frutas y la novedad que me ha dejado enamorada: con sobrasada de Santanyí. ¡Me ha encantado! Tenéis que probarla junto con la última delicatessen de esta casa: una versión de chocolate. También elaboran las cocas de trempó, de patata, empanadas de cordero y sobrasada y otro imprescindible: la horchata de almendra mallorquina (hasta ahora inédita en Madrid). Además de refrescante, está buenísima.

Manzanas y flores. ¿Conocéis las Pink Ladies? Son unas manzanas rosas cultivadas en España que además de visualmente perfectas, están deliciosas. Esta fruta procede del cruce natural entre la variedad Golden Delicious y la Lady Williams. Ofrecen una textura firme y crujiente, un punto óptimo de maduración y un sabor dulce. Hace poco lanzaron una cesta floral en colaboración con Sally Hambleton una de las floristas más prestigiosas de nuestro país.  El centro de edición limitada incluye más de nueve variedades de flores acompañadas de sus manzanas. Está elaborado con flores frescas como tulipanes dobles, lilas, alhelís, gloriosas, mini gerberas, claveles, rosas de jardín y clemátides, entre otras. En la composición predominan los tonos fresa, ciruela, verde ácido y anaranjados; una mezcla cromática que encaja con ese rosa intenso de las manzanas. ¡Es ideal!

Un aceite de premio. Soy una adicta a probar todo aceite de oliva que cae en mis manos. Nada mejor que un desayuno con tostadas empapadas en AOVE mmmm… Recientemente he probado Palacio de Los Olivos reconocido por segundo año consecutivo como el número 1º del mundo en variedad picual, por Evoo World Ranking. Este oro líquido nace en Los Palacios una finca situada en la región volcánica de campo de Calatrava (Almagro), que constituye, junto con la de Olot y la de Cabo de Gata una de las tres zonas de vulcanismo reciente más importantes de la Península Ibérica. Este enclave singular aporta el valor diferenciador a este AOVE de gran calidad. Se trata de un aceite afrutado, con notas equilibradas de amargo y picante, que recuerdan a hierba fresca, tomate y hierbas aromáticas, con toques de almendra, plátano, manzana y kiwi.