Pocas veladas resultan más agradables que una estupenda cena con la mejor compañía durante las noches de verano. Pero cada temporada, cuando se acerca el buen tiempo, todas nos preguntamos cuáles son los locales imprescindibles que toca visitar. Hoy os descubro algunos de los que más me han sorprendido durante las últimas semanas. Comenzamos.

El nuevo Arzak. La ubicación de Ramsés en plena puerta de Alcalá siempre es apetecible. Pero ahora, además, la cocina del maestro Arzak le añade un plus adicional. A la luz de las velas y rodeada de la decoración de Phillipe Stark, podrás disfrutar de unas buenas ostras, caviar sobre blinis, jamón Joselito, ensalada de bogavante o unas patatas al horno con trufa, que están deliciosas. También destacan los pescados como las kokotxas de merluza o el lenguado a la parrilla con limones enterrados al carbón también está muy rico. Para finalizar no lo dudes: elige la pirámide de chocolate. Después podrás disfrutar de un gin-tonic en su siempre animadísima terraza repleta de gente guapa.

 

El jardín más elegante (y romántico). El hotel Orfila, miembro de la élite de los hoteles de lujo y perteneciente a la familia Relais&Châteaux, es una opción que nunca falla para una velada especial. Cortesía, calma, encanto y buena cocina (ahora capitaneada por el gran Mario Sandoval) son el emblema de este palacete del siglo XIX situado en una zona exclusiva y tranquila. Con la llegada del verano su terraza es una excelente opción para planear una cena íntima: pocas mesas, servicio impecable, entorno de cuento y gastronomía de altura. El Orfila cuenta con uno de los jardines urbanos más bonitos de España. Sus detalles, el silencio, la fuente o sus flores hacen de este espacio un auténtico oasis en pleno corazón de la capital. Y os cuento un secreto: si sois amantes del brunch su propuesta de los domingos es una de las más distinguidas y deliciosas.

La mejor puesta de sol (y muy cool). Ginkgo Sky Bar te lo pone fácil si suspiras por organizar una velada casi acompañada de las estrellas. Ubicado en la planta doce del hotel VP Plaza España Design, su joya es la terraza que ofrece unas vistas espectaculares de 360 grados sobre los tejados y las torres de Madrid, así como de la misma plaza de España. Sin duda, la terraza de moda estos meses. Además, está siempre de lo más animada. La carta está inspirada en la cocina mediterránea y de mercado con toques asiáticos. También puedes subir al rooftop para degustar un buen cóctel elaborado al momento con inmejorables vistas; en este caso tendrás que abonar entrada para poder subir que se descontará del importe de tu consumición. Un consejo: acude al atardecer, los colores que ofrece el horizonte capitalino desde aquí son espléndidos.

El espacio Alhambra. Si prefieres algo más informal, tapeo, cervezas artesanales y, por ejemplo, un concierto en directo de música de fondo, acércate a conocer el multiespacio efímero de cervezas Alhambra (situado en el palacio Gans de la calle Princesa hasta el 30 de junio) en colaboración gastronómica con Surtopía. A lo largo de estas semanas en este jardín también se van a organizar catas maridadas, talleres de tiraje, show-cookings, talleres de artesanía, cine al aire libre o conciertos acústicos íntimos. Para poder acudir os tenéis que registrar en: www.cervezasalhambra.es/jardin-alhambra