Os confieso que se trata de un ritual otoñal que nunca me pierdo porque me apasiona: la presentación del Premio Planeta en Madrid (el fallo tuvo lugar durante una cena literaria celebrada el pasado 15 de octubre en Barcelona). En este evento de presentación en la capital el escritor premiado comparte con los presentes sus sensaciones y emociones al saberse ganador, nos desvela cómo fue el proceso de creación de su obra y conocemos anécdotas y otros detalles de la novela galardonada. Es un encuentro reducido que conserva y potencia toda la magia que la literatura conlleva.

En los últimos años el marco elegido para esta presentación resulta incuestionable: el Instituto Cervantes, uno de los edificios más icónicos de Madrid, la sede de una institución que es guardián del idioma español, un templo de nuestra lengua. Hasta allí me trasladé -siempre es un placer- para conocer a Santiago Posteguillo de la mano de la presentadora Sandra Golpe y capitaneados por el anfitrión de la tarde, el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras.

Y he de confesaros que el premio 2019 es una de las historias que más me apetece leer de entre las ganadoras de los últimos años. Yo, Julia nos traslada hasta el Imperio Romano del siglo II, pero con voz femenina. No se trata de cambiar la historia siguiendo la tendencias y corrientes actuales, sino de completarla desde la perspectiva de una protagonista femenina, según nos confesó el autor quien se presentó al concurso con el título El ascenso y bajo el seudónimo de James Sussex. «No solo se puede construir igualdad desde el presente y el futuro sino también desde el pasado contando la historia al completo, a través de hombres y mujeres que fueron relevantes«, nos dijo.

Sin desvelar demasiado sobre la trama, os describo con brevedad el contexto para despertar vuestra curiosidad sobre esta lectura: en el año 192 de nuestra era varios hombres luchan por controlar el Imperio, pero Julia Domna, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en ir más allá: se propone crear una dinastía. Muchos prohombres están dispuestos a morir por alcanzar la gloria y el poder. Ellos creen que la partida está a punto de empezar, pero para Julia el juego ya ha comenzado porque sabe que únicamente una mujer puede forjar una dinastía. La protagonista es una mujer astuta, inteligente y valiente que será capaz de conseguir sus propósitos y llegará a ser emperatriz de Roma.

Santiago Posteguillo es profesor de literatura en la Universidad Jaume I de Castellón. Estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüística, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido. Hace ya una década publicó su trilogía Africanus, sobre Escipión y Aníbal, y con su Trilogía de Trajano se ha consagrado como uno de nuestros mejores escritores de narrativa histórica.

La novela finalista de esta edición, Un mar violeta oscuro, también está protagonizada por mujeres, concretamente por las familiares de la autora, Ayanta Barilli.