Así fue la presentación del Premio Planeta

Os confieso que se trata de un ritual otoñal que nunca me pierdo porque me apasiona: la presentación del Premio Planeta en Madrid (el fallo tuvo lugar durante una cena literaria celebrada el pasado 15 de octubre en Barcelona). En este evento de presentación en la capital el escritor premiado comparte con los presentes sus sensaciones y emociones al saberse ganador, nos desvela cómo fue el proceso de creación de su obra y conocemos anécdotas y otros detalles de la novela galardonada. Es un encuentro reducido que conserva y potencia toda la magia que la literatura conlleva.

En los últimos años el marco elegido para esta presentación resulta incuestionable: el Instituto Cervantes, uno de los edificios más icónicos de Madrid, la sede de una institución que es guardián del idioma español, un templo de nuestra lengua. Hasta allí me trasladé -siempre es un placer- para conocer a Santiago Posteguillo de la mano de la presentadora Sandra Golpe y capitaneados por el anfitrión de la tarde, el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras.

Y he de confesaros que el premio 2019 es una de las historias que más me apetece leer de entre las ganadoras de los últimos años. Yo, Julia nos traslada hasta el Imperio Romano del siglo II, pero con voz femenina. No se trata de cambiar la historia siguiendo la tendencias y corrientes actuales, sino de completarla desde la perspectiva de una protagonista femenina, según nos confesó el autor quien se presentó al concurso con el título El ascenso y bajo el seudónimo de James Sussex. “No solo se puede construir igualdad desde el presente y el futuro sino también desde el pasado contando la historia al completo, a través de hombres y mujeres que fueron relevantes“, nos dijo.

Sin desvelar demasiado sobre la trama, os describo con brevedad el contexto para despertar vuestra curiosidad sobre esta lectura: en el año 192 de nuestra era varios hombres luchan por controlar el Imperio, pero Julia Domna, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en ir más allá: se propone crear una dinastía. Muchos prohombres están dispuestos a morir por alcanzar la gloria y el poder. Ellos creen que la partida está a punto de empezar, pero para Julia el juego ya ha comenzado porque sabe que únicamente una mujer puede forjar una dinastía. La protagonista es una mujer astuta, inteligente y valiente que será capaz de conseguir sus propósitos y llegará a ser emperatriz de Roma.

Santiago Posteguillo es profesor de literatura en la Universidad Jaume I de Castellón. Estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüística, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido. Hace ya una década publicó su trilogía Africanus, sobre Escipión y Aníbal, y con su Trilogía de Trajano se ha consagrado como uno de nuestros mejores escritores de narrativa histórica.

La novela finalista de esta edición, Un mar violeta oscuro, también está protagonizada por mujeres, concretamente por las familiares de la autora, Ayanta Barilli.

Tres visitas gastro que no te debes perder en noviembre

En cuanto comienza a apretar el frío uno de los mejores planes que organizo son las salidas gastro. Un buen bocado y un mejor vino son el remedio perfecto para cualquier mal. Hoy os descubro tres visitas que no os debéis perder durante este mes.

El mejor cachopo de Madrid. Ubicada en el barrio de Argüelles, en la calle Juan Álvarez Mendizábal (entre la Plaza de España y el Templo de Debod) La Charca es un establecimiento sencillo cuya esencia es ofrecer cocina española tradicional de calidad, con raciones generosas, a precios moderados y con especial atención a las recetas y los guisos asturianos. Ahora cuenta con un hito adicional que le ha convertido en un lugar de peregrinaje obligado si sois amantes del cachopo: su premio al más rico de la capital y el tercero mejor de España en la sexta edición de este certamen. Este cachopo de unos 750 gramos de peso y entre 35-40 centímetros de longitud, elaborado con la mejor ternera asturiana I.G.P. al estilo de Allende -relleno de jamón ibérico y tres tipos de quesos asturianos, entre ellos Gamonéu y La Peral- está muy rico. No os perdáis tampoco el pulpo a feira con sus cachelos, las croquetas de la casa, las bolas de queso de cabra con cebolla caramelizada y miel, los fritos de pixín, la fabada asturiana o el arroz caldoso con bogavante. Para los más golosos resulta imprescindible probar durante los postres el arroz con leche requemado.

La playa de Sevilla. Sobre el mismo puente de Triana, con el Guadalquivir a sus pies y regalando una de las mejores panorámicas de la ciudad tienes que conocer el restaurante Mariatrifulca. Siempre hay un ambientazo, gente guapa y puedes tapear en la barra (un buen jamón, ensaladilla de langostinos y jugo de carabineros, unos estupendos niguiris de buey con foie) o comer a la carta (una rica lubina en adobo, un despiece de atún rojo, sus variedades de arroz…). El consejo: reserva en la terraza. Las vistas son impresionantes sobre todo por la noche con Sevilla iluminada frente a tus ojos y reflejada en el río.

Un buen mollete andaluz en la capital ¿Quién de nosotras no hemos disfrutado del típico mollete andaluz? Bocaditos tiernos que nos transportan al sur, a días luminosos repletos de actividades al aire libre y al buen rollo. En definitiva, a Andalucía. Ahora llegan a Madrid en cuatro versiones que merece la pena probar. Las trae el restaurante Zahara de Osborne perteneciente al Grupo Osborne por lo que sea cual sea el motivo de vuestra visita os aconsejo comenzarla con un buen plato de jamón Cinco Jotas (emblema de la casa) acompañado de salmorejo y una copa de amontillado bien fresquito. Los molletes los elaboran al estilo de Antequera, con harina de trigo, aplanado, de miga blanda, poco horneado y con forma ovalada. No os perdáis el de pollo asado con panceta, manzana y cremoso alioli, está espectacular por su acertado contraste de sabores. Otro de los más ricos el de sabroso rabo de toro acompañado de pera caramelizada. También podéis probar el mollete de pringá andaluza con tomate y hierbabuena o la versión más gaditana para los que no pueden resistirse a una fritura: en este caso el mollete está relleno de calamares fritos, puntillitas y alioli negro.

Cómo exprimir La Habana en 72 horas (de día y de noche)

Afirman orgullosos los habaneros que la capital cubana es la ciudad que nunca duerme. Pero en cada una de mis visitas yo siempre he encontrado otro matiz irresistible. La Habana es la metrópoli de la banda sonora ininterrumpida. La música suena en cualquier rincón, cafetín, plaza o teatro escondido. Voy a comenzar por daros las pistas clave para exprimir la ciudad durante el día.

  • El Malecón. El paseo marítimo de más de ocho kilómetros es de obligado recorrido para tomar el pulso al pueblo cubano. Es su punto de encuentro al caer la tarde y la localización ideal para ver ponerse el sol tomando un cóctel en la terraza Abadía o bien cenar en uno de los mejores restaurantes de la capital cubana: Litorial.
  • El capitolio nacional. Posiblemente el edificio más emblemático e imponente de toda la ciudad con permiso del gran teatro de La Habana.

  • La Habana Vieja. Callejear sin rumbo es una delicia en esta parte de la ciudad, mientras te dejas empapar por el peso de su historia, la alegría de su gente y algunas estampas que no se ven en ningún otro lugar del mundo: como todos esos coloridos Chevrolet, Cadillac y Pontiac de los años cincuenta. Estos últimos años se están rehabilitando infinidad de edificios históricos que devuelven un aspecto colonial imponente a la capital cubana. Restaurantes de arquitectura encantadora, cafés en salones señoriales rodeados de columnas y terrazas en patios semi-palaciegos abundan en la zona vieja.

  • La plaza de la Revolución. Una explanada ante el memorial de José Martí, presidida por un inmenso relieve del Che Guevara. Este espacio siempre ha sido la tribuna popular de los cubanos: aquí tienen lugar celebraciones, mítines, desfiles… Y a la vera del Martí es donde Castro daba sus legendarios discursos.
  • Fábrica de tabacos de Partagás. La Habana huele a ron, a sal, a ritmos latinos y a humo de puro. Detrás del Capitolio se encuentra la fábrica de cigarros más antigua de la ciudad que además fue fundada por un español: Jaime Partagás. Aquí se elaboran los puros habanos y la visita es obligada para las que queráis comprar este genuino tabaco.
  • Playa de Santa María. Las que no podáis evitar disfrutar de una jornada playera tenéis que acercaros hasta Santa María para disfrutar de un mar claro, arena blanca y docenas de palmeras presidiendo el paisaje. Es un paraje frecuentado por cubanos, no turístico.
  • Castillo del Morro. La fortaleza más antigua de la capital cubana es donde tiene lugar la mítica ceremonia del cañonazo de las nueve de la noche. ¡Imprescindible para observar una puesta de sol sobre la bahía habanera!

Si queréis destinar un día a explorar los alrededores de la capital, elegid una de estas dos excursiones:

  1. El más famoso balneario ofrece más de veinte kilómetros de playas de aguas cristalinas y arenas finas. Refleja la postal de parajes caribeños de ensueño. Ubicado en la Península de Hicacos, se encuentra a unos 150 kilómetros, por lo que se puede visitar durante una jornada intensa.
  2. Valle de Viñales. Un Parque Nacional imprescindible por sus singulares mogotes de belleza inigualable, las vegas de tabaco y las casas campesinas entre las montañas.

Y por fin llegamos a La Habana de noche… Nunca volveremos a disfrutar de las míticas veladas nocturnas del año 58, pero podemos hacernos una idea de cómo esta ciudad gobernó el mundo del lujo, el ocio y el glamour visitando dos vestigios de la época. Tropicana es un cabaret con fama mundial, interpretado a cielo abierto, en medio de un bosque repleto de vegetación donde los árboles forman parte del espectáculo. Es un enclave único para disfrutar la música, los colores y el folclore de Cuba y del Caribe en todo su ritmo. En el mítico hotel Nacional, frecuentado por Frank Sinatra, Ava Gardner, Buster Keaton o Winston Churchill, cada noche el Cabaret Parisién ofrece un gran show que muestra la fusión de las culturas indoamericanas, hispanas y africanas, origen de la cultura cubana.

Otras visitas nocturnas imprescindibles:

  • La Bodeguita del Medio y la Floridita. Visita obligatoria por su historia vinculada a Hemingway y otros tantos personajes míticos del cine, la política o la literatura. Aunque se trata de lugares pequeños y siempre repletos de turistas disparando fotografías. Eso sí, son coquetos, originales, genuinos y con música en vivo permanente.
  • Jazz Café. Ubicado en la zona del Vedado es un local con enormes cristaleras que ofrece agradables panorámicas y actuaciones musicales de calidad, gran ambiente y unos cócteles deliciosos. No os perdáis el de horchata de coco.
  • La Casa de la Música. Es una casona ubicada en Miramar. Se trata de un gran salón con mesas y escenario elevado, uno de los locales que permanece abierto hasta la madrugada, con orquesta en vivo que interpreta salsa, merengue y demás ritmos latinos. Siempre atestada de un público que mezcla cubanos y turistas a partes iguales.

Cuatro caprichos fashion que te puedes permitir

El otoño nos trae sorpresas y novedades de lo más apetecibles. Hoy comparto con vosotras cuatro descubrimientos recientes que os van a enamorar tanto como a mí. ¿Cuál es vuestro favorito?

Camisetas con mensajes de amor (y poesía). Acabo de descubrir una nueva marca de moda española que va a ser un must esta temporada. ¡Tenéis que conocerla! Amore Grande llega para reivindicar el Amor con mayúsculas. Prendas pensadas para enamorar. Diseños que lanzan un mensaje de amor a la vida, a lo bello, a lo positivo; y lo hacen a través de la poesía para ayudarnos a transmitir nuestros sueños, sentimientos más íntimos y nuestro lado más romántico. Además, estas prendas también son moda sostenible porque esta reivindicación del amor no estaría completa sin demostrar también la pasión por nuestro planeta. Por eso, las camisetas de Amore Grande se fabrican con materiales orgánicos y serigrafía natural, manteniendo un total respeto por el medio ambiente. ¿Te atreves a lucir camisetas con mensajes de amor? ¿Y a regalarlas? ¡Yo sí!

Dulces artesanos neoyorquinos. ¿Eres amante de las cookies, los brownies, la tarta de zanahoria, los rollitos de canela, la genuina tarta de queso o los bagels dulces o salados? Entonces estás de enhorabuena. Acaba de abrir en la calle Serrano, 149 (justo al lado de la plaza de los Delfines) The Cookie Lab, la primera pastelería americana de la capital completamente artesanal. Para hacer una galleta rica, una cookie especial, solo se necesitan dos cosas: ingredientes de calidad y una buena receta. Esa es la filosofía de est establecimiento cuyas recetas se basan en la auténtica tradición pastelera americana basadas en el recetario familiar de Dana Knowles (propietaria de los famosos establecimientos Taste of América). Pastelerías de lujo neoyorquinas llevan años aplicando esta fórmula con éxito: recetas de las abuelas y los ingredientes más naturales posible. Las mejores harinas, el chocolate más refinado de la tradición americana, huevos de corral de proximidad… No dejéis de probar la cookie de chocolate con crema de cacahuete, la de chocolate blanco y nueces pecanas o la de chips de chocolate y avena con arándanos.

La flamante colección de perfumes Maestros de la Moda. Los diseños de Javier Larrainzar se caracterizan por su feminidad. Ahora acaban de llegar al mercado sus perfumes que se convertirán en indispensables para las mujeres que buscamos fragancias elegantes y atemporales. IRIS resulta un exquisito bouquet floral acompañado de una ligera nota cítrica que se combina con aromas de violetas y jazmines que descansan sobre un lecho avainillado y almizclado. ROSA es una composición de refrescantes notas verdes y exóticas especias que, unidas a notas frutales, finalizan con notas de vainilla y maderas. ¿Y qué me decís de Elio Bernhanyer, uno de los grandes maestros de la moda española de todos los tiempos? Ahora puedes acompañar tu outfit diario con sus nuevas fragancias: Peach, Rose y Sandalwood que destaca por la violeta, grosella negra que se envuelven en magnolia, rosa y melocotón, y Bergmota, Praliné y Musk un perfume sofisticado gracias al cedro y praliné que se combinan con vainilla, almizcle y ámbar. ¿A que os apetece probar todas ellas?

Cosmética de edición limitada. Elizabeth Arden es una de mis marcas de cosmética favoritas desde siempre. Y, por supuesto, Eight Hours es un indispensable de mi neceser especialmente con la llegada del frío. Este año, con motivo de su 88 aniversario, han lanzado una edición limitada que no puede ser más bonita por su diseño y por su mensaje. El bálsamo y el labial llegan en un colorido y alegre packaging, un grafiti del artista James Golderown (muy conocido por su hashtag #lovewall) que difunde un mensaje de esperanza y positividad entre todas las razas y nacionalidades. Una edición que seduce en cuanto la ves y que ya puedes adquirir en los establecimientos El Corte Inglés. ¡No te quedes sin ella!

Cinco rincones secretos de Oporto

Os voy a hacer una confesión: mi destino portugués preferido es Oporto. A escasos cincuenta minutos de vuelo desde Madrid y con fácil acceso desde Galicia es una ciudad que fusiona vino, gastronomía, arquitectura antigua, fachadas de cerámica, música y mucho más. Oporto es una ciudad a la que siempre apetece regresar. Os descubro cinco rincones con encanto que debéis conocer.

Joia da coroa. Butacas diocechescas, porcelana fina, polvo de oro, manteles de hilo, rosas naturales en cada mesa… En el corazón de la transitada Rua das Flores siempre tomo un café y un dulce en un establecimiento de cuento que antiguamente fue una de las joyerías más exquisitas de la ciudad. Es un salón de té que derrocha glamour, refinado y en el que su bollería artesanal, tartas y zumos están deliciosos. Algo más caros que el resto de precios de la ciudad, pero merece la pena visitarlo.  Además, en los pisos superiores hay una galería de tiendas temáticas que merece la pena conocer.

El restaurante de Praia da Luz. En la playa de la Luz, junto a un camino geológico, se encuentra un restaurante que podría pasar por un beach club ibicenco. Hamacas, camas balinesas, zona chill-out, cafetería, terraza, varias barras… sobre la misma arena de la playa. Podrás desayunar, comer, tomar un cóctel o una buena botella de vino a precios estupendos. Dos recomendaciones cuando lo visitéis: probad su tarta de lima y tomad primero el aperitivo (por ejemplo, una botella de vino blanco fresquito a partir de diez euros) en un chiringuito situado a escasos 200 metros del restaurante.

El Dick´s Bar. El vino es el absoluto protagonista del hotel Yeatman, pero hay que conocer su mejor secreto el Dick´s, su bar con la terraza que tiene las panorámicas más impresionantes de la ciudad, ofrece precios moderados (aunque más caros de los habituales en Oporto) y evoca un ambiente distinguido y acogedor, característico de un club privado decorado con buen gusto y con fotografías e ilustraciones históricas. Disponen de una amplia carta de vinos envejecidos en madera que puedes degustar por copa o por botella. El servicio es impecable y también hay tentempiés, platos ligeros y ensaladas ideales para una cena con una puesta de sol inolvidable. Su franceshina es la mejor que he probado en Oporto (con permiso del café Santiago y el Majestic).  Los fines de semana también hay conciertos de música en vivo.

La ruta de los petiscos. Nuestros vecinos portugueses han sucumbido a una de nuestras tradiciones míticas, las tapas, aunque ellos lo llaman petiscos y lo viven como una nueva tendencia gastronómica. ¿Una ventaja? Vais a probar tapas deliciosas a partir de 0,75 euros. Os recomiendo tres establecimientos especializados en “tapas portuguesas”: Caldeireiros, donde no debes dejar de probar su salchicha con salsa de espinacas, Cantina 32 un establecimiento de diseño con una variedad brutal de bocados (imprescindibles el salmón curado en mostaza y naranja y su pulpo salteado con patatitas dulces) y Trasca donde sucumbiréis a la tarta de leche condensada con chocolate.

La terraza del puente de Don Luis.  Este puente es uno de los emblemas de la ciudad. Cuando me coloco justo debajo y miro hacia arriba tengo la misma sensación que cuando observo la torre Eiffel desde el centro de su base. Hay una explicación muy sencilla para esta asociación: fue diseñado por Teófilo Seyrig, discípulo de Gustav Eiffel. Es un puente muy transitado porque con solo cruzarlo llegas a Vila Nova de Gaia, la ciudad de las bodegas. Pero cuenta todavía con un aliciente más. Una terraza a pie de puente y sobre el río Duero que ofrece unas vistas increíbles sobre la Ribeira y la población vecina. Un indispensable de Oporto para tomar un gin-tonic al atardecer.

Especial veladas románticas y primeras citas

¿Estáis buscando restaurante para una primera cita o una cena especial? Si es vuestro caso hoy os recomiendo seis establecimientos muy recomendables, todos de estilo bistró. Siempre me ha gustado ese concepto francés de pequeños restaurantes de pocas mesas donde se sirve comida casera. Suelen estar decorados con detalles hogareños y resultan perfectos para encuentros íntimos. Comenzamos.

El más chic. Beker 6 os seducirá por un entorno elegante, refinado y una decoración con mucho estilo. Otro valor añadido es que cuenta con pocas mesas que mantienen la separación adecuada para salvaguardar la magia de una cena solo para dos. Rostros conocidos y comensales sibaritas presiden el ambiente.  Escargots bourguignon, coquelet al romero, hamburguesa bañada en cerveza negra o los platos armenios son algunas de sus especialidades.

Un clásico intemporal. Una foto panorámica de París preside el comedor de Moncalvillo, un bistró con cocina de raíces francesas que incorpora con acierto toques modernos. Un refugio escondido en la calle de San Lucas, casi esquina con Barquillo. Allí nos encontramos un coqueto establecimiento con muy pocas mesas, pero sobrio y elegante que ofrece una gastronomía interesante. Hay que dejarse aconsejar por los platos del día, pero yo siempre pido las alcachofas con foie, el pato y el steak tartar. Aunque cualquier otra propuesta de la carta suele estar bien elaborada.

 

El más cool. Os sugiero que os trasladéis hasta el barrio de Chamberí, en plena plaza de Olavide, para conocer Lili´s, un espacio inaugurado recientemente. Es un restaurante plagado de detalles, decorado con toques cosmopolita y mucho gusto. Su especialidad es la cocina mediterránea y las carnes y pescados a las brasas. Están muy buenos y a un precio más que razonable. Si os gusta el dulce no dejéis de probar la tarta de queso de maracuyá ¡deliciosa! Un consejo: pedid mesa en el salón rosa ubicado al fondo. Apenas tiene un puñado de mesas y la atmósfera es íntima y encantadora.

Para enamorados golosos. Pensando en una cita dulce y a la luz del día (no solo de noche vive el amor) os recomiendo Madeleine Mon Amour ubicado en la Ciudad Condal. Es un espacio afrancesado especializado en la elaboración de unas galletas típicas de Lorraine. Su atmósfera evoca las calles y los cafés más bohemios de París. En su carta descubriréis una variedad única de madeleines saladas, como la de sobrasada ibérica o la de queso de cabra, y dulces, como las clásicas de piel de limón o la de mermelada de chocolate y vainilla de bourbon. Podréis acompañarlas de deliciosos cafés y tés. Pero esto no es todo: cuenta con una selección de productos artesanales franceses como el foie gras, los quesos curados y buenos vinos y champanes para que ese brindis especial tenga lugar.

Arte y vanguardia. Y ha llegado el momento de aportar un toque de modernidad a nuestros planes. Las parejas que hagáis una escapada a Bilbao podéis cenar en el emblemático museo. Os recomiendo elegir las mesas que se ubican frente a los ventanales: por la noche ofrecen unas maravillosas (y románticas vistas) sobre la ría. El comedor está diseñado por Frank Gehry y las mesas a veces están adornadas con orquídeas. Quienes acudan en verano a cenar a Bistró Guggenheim también disfrutarán de una carta de cócteles que podrán degustar en la original terraza rodeada de titanio.

Un legendario. Frente al edificio del Senado en Madrid se encuentra Caripén, un bistró mítico por la historia que atesora: fue el tablao flamenco de Lola Flores y por sus paredes han desfilado celebridades patrias e internacionales. Presumen de servir el mejor magret de pato de toda la ciudad, aunque también destacan por su selección de foies, los caracoles, las ostras guillardeau y, sobre todo, por sus mejillones de roca que suelen convertirse en el favorito de casi todos. En un lugar pequeño, de luz tenue, noctámbulo, clandestino… Se trata de una buena opción si estáis organizando una cena tardía porque mantienen la cocina abierta hasta altas horas de la noche.

Pistas para visitar lo mejor de Miami en pocos días

Os confieso que es una ciudad en la que no me importaría vivir. Rodeada de palmerales, decorada en tonos pastel, envuelta en un ambiente cálido, bañada por playas interminables y en la que el español suena tanto como el inglés. Es imposible no enamorarse de Miami: un entorno que aúna lo mejor de una metrópoli estadounidense con todo lo bueno que las islas caribeñas ofrecen. Hoy os doy pistas para visitar lo mejor de Miami en pocos días.

South Beach. Si no disfrutas de Miami Beach no conoces la ciudad. Pero como es un área de muchos kilómetros, si tienes que elegir hay que centrarse en South Beach. En el distrito Art Déco te esperan más de 800 edificios de este estilo que junto a las innumerables palmeras y a los coches de los años 50, te trasladan a otra época. En Lincoln Road podrás pasear a tu ritmo ya que es una calle peatonal llena de puestos de artesanía, souvenirs, food trucks, shopping… Muy cerca de allí te vas a encontrar una figura familiar… ¡una estatua de nuestro Quijote! Preside Española Way, una calle de ambiente latino con restaurantes españoles, mejicanos y cubanos. Está amenizada por acordes de salsa y, por supuesto, de flamenco. Por último, hay que visitar Ocean Drive: un largo paseo marítimo donde se encuentran los restaurantes y discotecas de moda. Cuando cae la noche comienza un desfile de coches de alta gama, cuerpos esculturales y ganas de pasarlo bien. Nikky Beach es una buena opción para tomarte un cóctel mientras disfrutas la caída del sol, Dilido para cenar (el restaurante del Ritz Carlton es uno de los únicos en la que las mesas están a pie de playa) o el famoso Joe´s Stone Crab si lo que buscas es entorno genuino y cocina autóctona. No puedes marcharte de South Beach sin fotografiar sus legendarias casetas.

Little Havana. La pequeña Habana es una parada obligada para entender a la comunidad cubana que tuvo que huir de la isla y que mantiene vivas sus tradiciones, gastronomía y forma de vivir. Su corazón es la calle Ocho, alrededor de la cual puedes encontrar establecimientos para probar el auténtico café cubano, cigarrerías donde se fabrican los puros como en la isla, murales multicolores, restaurantes típicos… En el parque Máximo Gómez se reúnen a diario los cubanos de más edad para jugar al dominó. Por cierto, el restaurante cubano más famoso del mundo se encuentra en Miami. El Versailles, un establecimiento de enormes dimensiones, ofrece la mejor gastronomía de la isla a unos precios muy por debajo de los habituales en la ciudad.

Bay Biscaine y Bayside. Es una de las mejores zonas para alojarse. Los hoteles de Bay Biscaine están a un paso del Downtown, a cinco minutos en taxi de South Beach y ofrecen desde sus pisos altos unas panorámicas fantásticas de la ciudad. Bayside, que está al lado, es una bonita zona comercial y de ocio a orillas del mar. Desde aquí zarpan cruceros que navegan por la bahía durante un par de horas. Si amáis la NBA podéis acudir al American Airlines Arena a ver un partido de los Miami Heat.

Coral Gables. Es un área residencial en el que se ubican casas de películas (aunque las mansiones de las estrellan están en Venetian Islands una cadena de islas artificiales de ultra lujo). En este barrio se encuentra un hotel legendario: el Biltmore, cuyo arquitecto se inspiró en la Giralda de Sevilla para diseñar la torre. A pocas calles se encuentran las Venetian Pool un recinto de pintorescas piscinas con cascadas, cuevas…

Key Biscayne. Cayo Vizcaíno es una isla unida a la ciudad por carretera en media hora. En el pasado fue una plantación de cocoteros y ahora es un distrito que ofrece el mejor skyline de Miami. Bonitas playas menos concurridas que las de Miami Beach, restaurantes selectos, naturaleza pura, parajes subtropicales, pelícanos, unos atardeceres preciosos, buenos restaurantes de marisco, el mundialmente famoso centro de tenis Ritz-Carlton, así como unas panorámicas inigualables del sur de Florida desde su faro completamente blanco (el actual fue construido en 1846, tras el incendio del originario, de 1825) hacen indispensable visitarlo.

¿Viajas sola? Conoce la fórmula de moda para conocer destinos

Cada vez más mujeres de todas las edades viajamos solas, tanto en nuestros momentos de ocio como por motivos de trabajo. Seguro que a vosotras también os ha pasado: llegáis a una nueva ciudad y no sabéis por dónde comenzar. O bien habéis terminado vuestras reuniones y tenéis toda la tarde libre para conocer los rincones de algún destino apetecible. Pero os da pereza salir a descubrirlos porque no tenéis compañía en un lugar desconocido.

Hace poco probé una alternativa interesante para solucionar estas situaciones: los free tours. Es otra forma de visitar destinos a través de recorridos y actividades por los principales puntos de interés de las ciudades de forma gratuita, aunque lo normal es que al finalizar se deje una propina al guía. El importe va a depender únicamente de cómo valores tú el servicio. Existe una gama infinita de free tours dependiendo de tus gustos y preferencias: históricos, fantasmagóricos, cinematográficos, musicales, monumentales, gastronómicos, nocturnos, artísticos, sobre leyendas y mitos locales, paseos en bicicleta… En los últimos tiempos y debido al crecimiento de la demanda cada vez hay más empresas dedicadas a los free tours. Una de las plataformas que está creciendo de forma imparable precisamente es española: GuruWalk En poco más de un año ya están en más de sesenta y cuatro países, cuentan con más de ochocientos guías y ofrecen más de mil tours. Os voy a descubrir algunos de los más TOP.

  • Itinerario especial sobre Harry Potter en Londres y Edimburgo. Si eres fan de esta saga lo pasarás genial descubriendo lugares míticos del mundo mágico de Harry y sus amigos. El lugar donde está enterrado Voldemort, las puertas de la escuela de magia, el famoso Elephant House, lugar donde JK Rowling escribió los primeros capítulos…

 

  • De compras por Dubái. Visita el mall más grande del mundo (imposible verlo por completo en un solo día). Conoce sus acuarios, parques de nieve, degusta platos exquisitos, haz compras en un sinfín de tiendas, contempla el espectáculo de la fuente del Burj Khalifa, el edificio más alto del planeta…
  • Tours gastronómicos. Una degustación de chocolate belga en Brujas, otra de cervezas en los genuinos pubs irlandeses de Galway, un tour de cervezas artesanales en Viena, uno de tacos en Puerto Vallarta, de especialidades colombianas en Bogotá, un food tour con vino en Burdeos, comida árabe en Marrakech, tapeo en Barcelona… Aquí ya depende de vuestras preferencias y gustos culinarios. ¿Tú cuál te quieres comer? ¡Yo todos!

 

  • Monográfico de Juego de Tronos en Dubrovnik. Si eres una apasionada de Juego de Tronos (y mientras esperas impaciente a que se estrene la última temporada) puedes conocer todos los escenarios que tuvieron como protagonista a la capital croata. Entre ellos el famoso paseo de la vergüenza de Cercei.

Los grupos no son demasiado numerosos y las visitas tienen una duración aproximada de entre dos y tres horas. Además, los guías pueden proporcionarte recomendaciones para exprimir lo mejor de cada ciudad y se suelen esforzar para conseguir que la experiencia sea lo más divertida posible (su propina depende de ello). ¿Un plus adicional? Normalmente otras de los participantes están en la misma situación que tú y después de conoceros en el tour podéis quedar para realizar otras actividades en común durante vuestra estancia.  ¿Os animáis a probar estas experiencias? Ya me contaréis…

Fotografía: Javier Zapata

La experiencia beach-chic definitiva: TULUM

Hoy os voy a descubrir mi rincón favorito de la Riviera mexicana, un destino alternativo, alejado de la masificación y los resorts de todo incluido, un refugio de moda entre las celebrities del continente americano (poco frecuentado por españoles) donde puedes pasar unas vacaciones de ensueño siempre con unas omnipresentes -y fascinantes- vistas del mar Caribe. Os hablo de Tulum. El ambiente es cool, selvático, aislado y relajado. Para mí es uno de los mejores lugares del mundo para escaparte a un destino paradisíaco que ofrece todo lo que buscamos de un entorno tropical. Yo repito una y otra vez, y espero seguir haciéndolo por muchos años.

En sus proximidades vas a encontrar una naturaleza virgen de extraordinaria vegetación -la riqueza paisajística del Yucatán es infinita-, yacimientos arqueológicos mayas, cenotes -subterráneos y al aire libre-, una gastronomía deliciosa y la selva a tan solo unos metros de la costa.  En Tulum no faltan restaurantes que ofrecen excelentes experiencias culinarias (no os perdáis Hartwood -imprescindible reservar con mucha antelación-, Banana, Gitana y La Rosa Negra), cafés y coctelerías bajo palapas, jardines secretos, centros de masaje, tiendas de moda y artesanía, clases de yoga a pie de playa, animación nocturna con las olas como música de fondo y unos alojamientos especiales (aquí no hay hoteles al uso): cabañas de ultra lujo al borde del Caribe.

La Zebra, (perteneciente a Small Luxury Hotels) es posiblemente el mejor alojamiento de la zona. Cuidan cada detalle para que te sientas como en casa, pero en medio del paraíso. Veintinueve cabañas amplias, lujosas y diseñadas con mucho gusto te saludan sobre una arena tan blanca que da pena pisarla. Por las noches te duermes escuchando el sonido de las olas y puedes observar el amanecer sobre el mar desde tu misma cama king size. ¡Una experiencia inolvidable!

Muchas de estas cabañas son suites con piscina privada a escasos metros del Caribe. Sus desayunos, elaborados al momento con productos locales y que te sirven a pie de aguas turquesas, son memorables: no dejes de probar los huevos rancheros y toda su carta de smoothies. En general su gastronomía de especialidades mexicanas es sobresaliente. Si puedes, elige la experiencia Chef´s Table para disfrutar de una cena única. Si te alojas en domingo podrás conocer una de las veladas más animadas de Tulum: sus fiestas nocturnas en la playa reúnen hasta doscientas personas. Acude también a su spa para darte un masaje con técnicas ancestrales de piedras calientes. Además, desde su servicio de concierge te organizan todas las experiencias que puedas imaginar para disfrutar de tu estancia: avistamiento de aves, paseos para observar a las tortugas desovar -yo tenía un nido al lado de mi cabaña- pesca, buceo, clases de cocina, talleres de vida saludable para familias, monitor de yoga o un día de shopping para conocer a los mejores artesanos locales. Y su personal hace todo lo posible para que seas feliz. ¿Lo único complicado? Alejarte de allí…

Vídeo Entrevista

Fotografía: Sofía Fernández

Si lo que buscas es un alojamiento romántico, tu sitio es Mi Amor. Un hotel boutique solo para parejas ubicado sobre un acantilado salpicado de palmeras (y de enormes camas balinesas) en la reserva natural de Tulum. Cada detalle está pensado para salvaguardar la intimidad de los huéspedes. Suites con piscina privada, una infinity pool de postal, tratamientos en el spa especiales para dos, un fantástico restaurante de cocina mediterránea con toques mexicanos para que no tengas que salir del hotel si no te apetece -prueba su ensalada de pulpo y los pescados locales y a la parrilla, son deliciosos-, velas y flores en cada rincón… En definitiva, el paraíso ideal para los enamorados.

Si queréis hacer alguna excursión la visita imprescindible, además del yacimiento arqueológico, es Sian Ka´an. Su traducción al español desde la lengua maya ya lo dice todo: puerta al cielo. Un espacio protegido, reserva de la biosfera. Allá donde termina el área de Tulum comienza una experiencia inolvidable. Tendrás que realizar el recorrido en jeep puesto que no hay asfalto. Tras dos horas atravesando la selva, cruzándote con manatíes, todo tipo de aves, alguna serpiente y hasta enormes cocodrilos, alcanzarás sus playas cristalinas, arrecifes coralinos y sus piscinas naturales.  Llega hasta Punta Allen, una comunidad de pescadores que habita un entorno privilegiado, un rincón virgen sin apenas turistas.

Tres restaurantes imprescindibles en la rentrée

Después de unas merecidas semanas de desconexión, relax y momentos inolvidables, llega la hora de volver a la rutina. Sí, es duro, durísimo. Pero no tenemos más remedio que aceptarlo y focalizarnos en todas las cosas buenas que nos vamos a encontrar al regresar. Por ejemplo, las novedades gastro imperdibles este otoño. Os dulcifico la vuelta con estas recomendaciones gastro. ¡Id reservando fecha!

     Alta cocina mexicana. Olvida la cocina tex-mex. Iztac destaca por elaborar platos genuinos en una carta que recorre desde el noroeste en baja California hasta el sureste en Quintana Roo. Además, han diseñado un ambiente de lo más elegante y acogedor. La propuesta, ideada por el chef mexicano Nacho Oropeza, os va a transportar a los sabores más auténticos de la gastronomía mexicana. Os recomiendo el mochomo, un suculento vacío de ternera, cocinado lentamente para obtener finas hebras que después se fríen para dejarlas crujientes. Las perdices en mancha manteles, una delicia; están elaboradas con una salsa compuesta de chiles, frutas, frutos secos y especias que baña a unas perdices rostizadas que se colocan sobre un puré de camote.  Pescado del día al acuyo (mero, lubina, rape…) con una salsa de hoja santa, tomatillo y nata que está espectacular. Y las enchiladas rellenas de pato confitado que bañan con una mole tradicional de más de treinta y dos ingredientes. Imprescindibles. Para terminar, pedid la pirámide de chocolate con tequila y el canutillo en nogada. Una advertencia: las margaritas están muy buenas y hay una estupenda carta de tequilas entre los que se encuentra el José Cuervo Tradicional, hasta ahora una etiqueta muy complicada de disfrutar en España.

Una carta con sorpresas. Recién inaugurado hace apenas dos meses, Jimenez 22 (ubicado en el local que antaño fue La Muñoca) va a dar mucho que hablar: el salón es precioso y tiene también una terraza muy coqueta. Pero, sobre todo, su joven chef, Aldo Sebastianelli de tan solo ¡¡¡21 años!!!, os va a dejar boquiabiertas. Curtido en algunas de las mejores salas con estrella Michelin (ha trabajado, entre otros, con Mario Sandoval y David Muñoz), nos presenta platos coloridos, muy elaborados, divertidos, con texturas sorprendentes y presentaciones bien cuidadas. Su objetivo es conseguir que el comensal disfrute con los sabores de alta cocina a precios más que razonables. No os perdáis su puerrifacético -un plato que recoge seis texturas del puerro y está buenísimo-, la semi mojama de atún con espuma de ajo blanco, el chimole de pichón o un postre terminado en mesa que es una explosión de sabor, el huevo abandonado. Merecen mucho la pena el ceviche de corvina emulsionado o las costillas de atún rojo. La carta ofrece también interesantes propuestas para compartir como croquetas mixtas, quesadillas de ibérico asado, crujientes de pollo, ensaladilla con ventresca…

     Un thai canalla (y económico). Los creadores de Silk&Soya, el famoso espacio que fue pionero -hace ya más de una década- en fusionar la cocina mediterránea y tailandesa, acaban de inauguran un nuevo restaurante en pleno centro de Madrid: Bank Cook. ¿Su rasgo más característico? Un ambiente divertido y una estética inspirada en las calles y jardines de Tailandia. La carta ofrece propuestas para todos los gustos enfocadas a compartir. Pedid la sopa de langostinos picante y el curry de langostinos al curry rojo con leche de coco. También, algún básico del street food tailandés con un toque particular como las piruletas kai satay. El rollito de verduras está muy rico (cuya masa preparan con tinta de calamar y acompañan con una salsa agridulce verde de clorofila), el pato deshuesado con parmentier de patata al kimchi y salsa de tamarindo -uno de los platos estrella-. Un imprescindible que no debéis dejar de pedir: los buñuelos de calamar de la abuela Pithut (un homenaje a una de las cocineras más veteranas de Silk&Soya, ya jubilada). Entre los postres, la tarta de té matcha y el brownie con helado de sésamo negro. ¿Lo mejor? El precio medio suele rondar los 25 euros. Y elaboran una estupenda versión de la piña colada, la Bangcooklada (con cardamomo y wasabi) que está espectacular. ¡La tenéis que probar!