En Lanzarote hay que…Experiencias irrenunciables en una isla única

No hay lugar parecido en todo el mundo, lo dicen los que mucho han viajado y lo dicen los directores de casting y escenógrafos que han atravesado medio mundo para venir hasta Lanzarote a rodar películas y anuncios. Aquí se han grabado escenas de ‘Moby Dick’ , ‘La Guerra de las Galaxias’ o la Súper producción ‘Éxodus’. Es un decorado único pero también es un espacio irrepetible del que disfrutar con experiencias inolvidables. Si todavía no tenéis destino de vacaciones, he aquí una buena sugerencia…Lanzarote disfruta de una especie de micro clima que sobrevuela la isla todo el año y que la mantiene en una primavera permanente muy deseable. Pasar de los 30 grados en verano es difícil, nos dicen. ¡Qué envidia!.

1.YOGA EN UN VOLCÁN.

Hay lugares en los que el silencio es absoluto y la energía de esta tierra volcánica se siente. Entonces llega la paz más absoluta, la más pura, la más duradera…Eso es precisamente la sensación que se disfruta practicando yoga en medio de un volcán, el del Cuervo, con el cráter al lado y sintiendo la gravilla negra en los pies. ‘Heart Yoga Lanzarote’ ofrece clases grupales e individuales de distinta intensidad. Impartidas por profesores profesionales, de verdad que es una delicia intercambiar sensaciones con esta gente que ha vivido.Oliver por ejemplo, mi profesor de ese día, es una persona de ojos luminosos que residió durante años en Madrid y Nueva York, y que decidió dejarlo todo para volver a su tierra donde conecta a diario con la energía positiva que emana a raudales.

2.PASEAR POR LA CUEVA DE LOS VERDES.

Los Verdes era una familia muy conocida en la Isla…Una familia que al parecer era de origen judío y que en la época de la inquisición se refugiaron en esta cueva…También lo hicieron muchos habitantes del lugar para huir de los piratas que con frecuencia asaltaban las Canarias. La Cueva de los Verdes es un lugar único en el que no vais a encontrar estalactitas y estalagmitas…Nada que ver con la imagen que tenemos en la cabeza de una gruta.

Es un tubo volcánico en cuyas tripas podéis encontrar un auditorio de acústica envidiable debido a la porosidad de la lava. El piano del escenario se montó pieza a pieza en el interior y se quedó de manera perpetua en este escenario en el que ha cantado el gran Alfredo Kraus y el inmenso Serrat. Por cierto, da igual dónde saquéis la entrada porque en todos los puntos del espacio se oye exactamente igual, igual que si estuvierais sentados en una catedral.

3.DISFRUTAR LOS VINOS DE ‘EL GRIFO’.

Se trata de la bodega más antigua de Lanzarote, de las Canarias y una de las más longevas de España. Fundada en 1775 se encuentra en una zona protegida de la Geria cubierta por ceniza volcánica de las erupciones de 1730 y 1736. Ahora se ha convertido también en un Museo en el que aprender la evolución de la elaboración del vino en las últimas décadas. Como curiosidad os contaré que César Manrique creo le etiqueta de la marca, un Grifo clásico, mezcla de águila y león.Además de visitar las instalaciones podréis degustar varios vinos elaborados en este negocio actualmente basado en 60 hectáreas de terreno. En Canarias hay más variedades de cepas que en la península gracias a que aquí no llegó la Filoxera, el parasito que acabó con gran parte de las viñas europeas en el siglo XIX. La Bodega produce 800.000 botellas al año, la inmensa mayoría blancos descendientes de malvasía volcánica con personalidad y aromáticos. El favorito de Manrique, que conoció a una de las dueñas que acaba de morir con más de 100 años, era un ‘Semidulce Colección’ afrutado y delicioso para el paladar.Entre estos viñedos protegidos de los alisios por muros construidos con piedra negra, se produce la primera vendimia de Europa…La primera, por tiempo porque comienza en el mes de julio…Aquí todo se cuida al detalle y solo hay 225 cepas por hectárea. En La Rioja, por ejemplo, la cifra llega a 8.000

4.VISITAR LA FUNDACIÓN CÉSAR MANRIQUE.

Está ubicada en la primera casa que tuvo Manrique nada más volver de Estados Unidos en 1968. Su origen exacto lo encontraréis en el salón, una higuera que se alza los dos pisos de la vivienda y que fue la que encontró el artista un día al pasar por el coche. Las 5 burbujas volcánicas que la rodean fueron la ubicación perfecta en torno a la que idear todas las habitaciones. Las estancias volcánicas son especiales porque se creía que, debido a su formación geológica, están llenas de energía.

Cada una está decorada de un color distinto…Por estos espacios circularon entre los años 50 y 70 del siglo pasado todo aquel que era alguien en el mundo del arte y la creación. Manrique los invitó a disfrutar de este lugar tan singular con el que se sentía tan íntimamente unido. La Fundación consta de 2 niveles. Además del nivel inferior, copado por las burbujas de las que ya os he hablado, hay una planta superior construida bajo los parámetros de la arquitectura tradicional lanzaroteña. Además goza de enormes ventanales porque el maestro pensaba que no había cuadro más bonito que el paisaje del exterior. El museo actual expone también algunas obras de Picasso, Miró, Tàpies y Chillida, además de otras del propio Manrique.

5.RECORRER EL TIMANFAYA.

Quien quiera sentirse como un marciano aterrizando en Marte, tiene obligatoriamente que hacer esta excursión. El Timanfaya es una joya paisajística que no encontraréis en ningún otro lugar del mundo. Es el resultado del último periodo de erupción volcánica de Lanzarote, y el hecho de que la mano del hombre apenas se note, hace que las vistas sean excepcionales:  áridas y estériles pero verdaderamente especiales.

El Parque Nacional de Timanfaya, zona protegida desde 1974, no se puede recorrer a pie. Hay que hacerlo dentro de un vehículo para no dañar de ninguna manera posible el ecosistema resultante de varias erupciones que según las crónicas de la época, las más conocidas, las del Padre Cubero, comenzaron con un “ruido infernal y desgarrador que sacudió todo el pueblo “… “En la primera noche una enorme montaña se elevó del seno de la tierra y del ápice se escapaban llamas que continuaron 10 días”. El infierno tiene que ser parecido, así que con este relato no es de extrañar que no haya vida más allá de algunos líquenes. La NASA ha visitado el lugar porque es el más parecido que ha podido encontrar a Marte. Antes que ellos ya lo vio claro Manrique que diseñó un restaurante y centro de acogida con forma de platillo volante (‘Utopía del Volante’) y se inventó un logotipo con forma de diablo.

6.TOMAR ALGO EN LOS JAMEOS DEL AGUA.

Que nadie se asuste con el nombre porque es una especie de agujero resultante de una explosión por gases dentro de un tubo volcánico. Es uno de los espacios más singulares y especiales de la Isla y por las noches organiza con frecuencia espectáculos musicales para no perderse…Entrar en el Jameo es bajar al interior de una especie de cueva formada por la lava del volcán. La idea partió del omnipresente Manrique, así que como todo en su obra es sutil y elegante, sin agredir en ningún momento al extraordinario paisaje.

Antes de cruzar la pasarela que comunica os dos Jameos, tenéis que intentar divisar a unos habitantes únicos. Son unos cangrejos albinos, de apenas un centímetro, sordos, ciegos y sensibles al ruido, que se han adaptado a las condiciones de vida del lugar y han mutado su fisonomía. Nadie sabe a ciencia cierto cómo llegaron hasta aquí, pero se sospecha que cuando el mar estaba más bajo, entraron al tubo volcánico y después se han adaptado a al nuevo ecosistema. ¡Un pequeño milagro de la naturaleza!.

Tras el Jameo Chico y el Jameo Grande, una especie de piscina da paso a un auditorio con capacidad para 550 personas y una acústica excepcional. Cualquier espectáculo aquí dicen que es pura magia.

7.ASOMARSE AL JARDÍN DE CACTUS.

Fue la última obra diseñada por del recordado Manrique…La levantó en una antigua cantera de ‘rofe’, de ceniza volcánica. Era un lugar abandonado, pero ahora tiene más de 1200 especies de cactus de medio mundo, aunque la mayoría provienen de Madagascar, el continente Americano y las Islas Canarias. Podéis ‘echar’ allí todo el tiempo que queráis porque es interesante a la vez que muy didáctico ir leyendo cada cartel con la procedencia y características de la planta…Plantas que por cierto, en algunas ocasiones tienen un tamaño difícil de imaginar…El Jardín de Cactus tiene en su parte más alta un bonito molino que aseguran que fue restaurado por el propio Manrique.

El interior de la cafetería muestra también elementos decorativos diseñados por él mismo como apliques, sillas y hasta pañuelos de seda actualmente enmarcados en originales cuadros. Una muestra más de que su genio era inmenso y casi inabarcable.

8.VIAJAR SIN RETRASOS Y CON LOS MÁS EXPERIMENTADOS.

En las vacaciones no hay que jugársela, así que os recomiendo que viajéis hasta Lanzarote con Iberia Express, la compañía ‘low cost’ más puntual del mundo por cuarto año consecutivo. Fue fundada en 2012, así que en solo dos años de vida consiguió esta precisión difícil de alcanza cuando te mides con compañías de medio mundo. Iberia Express vuela a 42 destinos, 29 de ellos en Europa y 13 en España. Atención porque durante este verano han puesto en marcha dos nuevos destinos muy interesantes: Palermo en Italia y Mikonos en Grecia, añadidos a las rutas estivales que ya se habían consolidado en años anteriores: Cork, Oslo, Cracovia y la Valeta en Malta.

También me permito hablaros de B the Travelbrand’ para planear toda vuestra estancia. Tenedlos en cuenta…Sabéis que hasta hace unos años se llamaban ‘Barceló Viajes’, pero son los mismos, así que tienen al poderoso grupo Barceló detrás, uno de los más importantes en el sector turístico del mundo. Comenzaron en 1931 en Palma de Mallorca transportando viajeros en un autobús, pero hoy cuentan con casi 700 agencias de viajes y una reconocidísima reputación entre los viajeros españoles. No os la juguéis que el verano es muy corto y hay que ir a lo seguro para no amargaros las vacaciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *