James Bond vive en Tailandia

El agente secreto visitó Tailandia hace décadas pero sigue arrastrando cada año a millones de turistas a Ko Tapu, la isla en la que se batió en un duelo a muerte con el malvado Scaramanga. Fue en ‘El hombre de la pistola de oro’ estrenada en el año 74, la segunda película del recientemente desaparecido Roger Moore interpretando al agente británico del MI6. El lugar paradisiaco en el que se rodó, la bahía de Phang Nga es hoy un paraje que conserva intacta su belleza y su magia. Un auténtico ‘caramelo’ para los millones de turistas que cada año se acercan a disfrutar de un entorno exótico en el que ver paisajes inolvidables…James Bond vive en Tailandia y su espíritu se pasea cada día por Ko Tapu…¿Quieres verlo?

Dicen que el guión de esta entrega, la novena de la saga, fue un quebradero de cabeza para los que participaron en él y que fue el último escritor que se incorporó, gran admirador de los Westers y sobre todo de ‘Raíces Profundas’, el que concibió un duelo similar al que protagonizaron Alan Ladd y Jack Palance en el film. Está vez pensó en las dos pistolas más famosas del momento, la del malvado Francisco Scaramanga, conocido por cobrar un millón de dólares por asesinar a un hombre y el archiconocido 007. La isla en la que vive el delicuente se ubica en esta fabulosa isla hoy llena de turistas y también de chiringuitos que venden recuerdos.

Si conseguís aislaros del ambiente, de los turistas, de las fotos y de los selfies, reconoceréis la piedra caliza y porosa de la zona, la extraordinaria vegetación del lugar y la fabulosa mezcla de plantas y colores. La vista se pierde en el infinito y entonces aparece el montículo que visitó Bond y fascinó al espectador hasta el punto de que hoy en día la isla casi ha cambiado de nombre y nadie la conoce por el original.

A ella se puede acceder desde Pukhet, pero también desde Khao Lak, una de las zonas más afectadas por el devastador tsunami que arrasó el sudeste asiático hace más de 12 años. Tailandia resultó especialmente afectada por la catástrofe porque al estar llena de turistas occidentales disfrutando de las vacaciones navideñas, multitud de vídeos salieron a la luz automáticamente dando cuenta de las tremendas dimensiones del desastre. Hoy la zona está totalmente recuperada, aunque la población local no ha querido olvidar a los más de 5.000 muertos de las costas Tailandesas y a los al menos 140.000 fallecidos en el tsunami. Baan Nam Khem acoge un monumento en recuerdo a todos ellos. Al lado, un barco del ejército que realizaba tareas de seguridad con un hijo del Rey da complica cuenta de hasta dónde fueron empujadas las embarcaciones por la tremenda ola.

Khao Lak se ha recuperado, insisto… Poco o nada queda, afortunadamente de esa tragedia y puede ser el lugar perfecto para una estancia relajada y placentera al lado del mar… Echad un vistazo al ‘Ramada’, un hotel moderno y funcional en primera línea de playa con 100 habitaciones, muchas de ellas, 16 pull village con piscina particular y 8 ocean’s front village, mis favoritas con vistas al mar.

El hotel tiene muchas opciones interesantes y además está muy bien situado, a dos pasos del pueblo para poder dar un paseo o hacer algo de ‘shopping’ que siempre viene bien…Otra buena opción es el ‘Merlin’, especialmente agradable al atardecer, cuando el sol se marcha violeta y rojo. Se trata de una cadena local de resorts centrados principalmente en las zonas de playa.

Este de Khao Lak acaba de abrir en febrero y por lo pronto los huéspedes pueden disfrutar de 3 piscinas. También tiene una opción de spa y varias opciones para contratar excursiones, trekking o actividades con elefantes. En fin, Tailandia y sus playas os esperan porque el paraíso que cautivó a James Bond sigue ahí, más cautivante que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *