Navidades perfectas en los Castillos del Loira

Es una época mágica en la que hay que buscar un buen destino para disfrutar la Navidad. Los Castillos del Loira se engalanan y encienden sus luces de Noël para recibir a miles de visitantes deseosos de empaparse del espíritu de estas fiestas…Hay muchas actividades para volver a sentirse niño por unas horas…Repasamos algunas de ellas, aunque hay muchas más…castillo-10

Comenzamos por el Castillo, en mayúsculas, más majestuoso del lugar, el castillo que mandó levantar el poderoso Francois I tras enamorarse de este bosque en el que practicaba sin descanso su actividad favorita, la caza…Estoy hablando de CHAMBORD, un Dominio fascinante en el que se puede hacer absolutamente de todo: actividades educativas, pasear en carruaje, visitas guiadas por la naturaleza, asistir a festivales con espectáculos y conciertos, senderismo a pie, a caballo y en bicicleta, escuchar la brama, …No hay actividad al aire libre que no se pueda poner en práctica en este marco incomparable, y de verdad que pocas veces una expresión es tan apropiada como esta…L. de Serres - Domaine National de Chambord

Noël es también momento de mucha actividad en Chambord. Desde el día 1 encontraréis todo a punto con 40 abetos iluminados recibiéndoos en la entrada. El interior del edificio es igual de fabuloso. El vestíbulo tiene 7 metros de altura y hay 4, todos idénticos porque el palacio tiene planta simétrica de Cruz Griega. El corazón del complejo es una fabulosa escalera doble de caracol a la que se dirigen todas las miradas. Parece que está hecha para jugar porque mientras una persona sube, otra puede bajar sin que la primera la vea…Es magnífica, elegante, refinada, en definitiva …única. Y se dice que pudo ser proyectada por el propio Leonardo Da Vinci al que el Rey conoció en Italia, con el que trabó amistad y al que invitó a su Dominio francés. Sabemos que el genio del Renacimiento estuvo alojado en el castillo de Amboise y que en aquella época centraba sus trabajos en el tema del movimiento. Murió 4 meses antes de que se iniciara la construcción de esta escalera, pero si los planos no son suyos, parece que son de alguien que conoció, trabajó o incluso se inspiró en las últimas ideas de Leonardo.

Estos escalones son el escenario de fondo de muchas de las actividades proyectadas hasta el día 31 de diciembre: cuentos al lado del fuego, talleres en torno a la naturaleza, demostraciones de esgrima artística, recreaciones artesanales…¡habrá de todo y para todos los públicos!.

Claro que la novedad esté año es una adaptación teatral y musical con importantes efectos especiales del cuento de Perrault ‘El Gato con Botas’. Los más pequeños podrán descubrir los múltiples recovecos del Castillo de la mano de personajes del Renacimiento vestidos de época, mientras los mayores disfrutan de las decoraciones y las chimeneas encendidas de los pisos más elevados. OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aquellos a los que les guste comer bien tienen una visita obligada al Catillo de D’AZAY-LE-RIDEAU. Esta maravillosa joya del Renacimiento presenta una muestra titulada ‘dulzor y chocolates’ que nos introduce en una deliciosa atmósfera de fiesta y gastronomía para los más gourmets de la casa y para los que tengan como propósito de año nuevo, convertirse en uno de ellos. El programa contiene también degustación de chocolates. ¡Qué más se puede pedir!. Azay-le-Rideau en sí mismo tiene atractivos más que de sobra para hacer una visita a lo largo del año. Fue comprado en el siglo XVI por Berthelet, un consejero y tesorero de Francisco I que mandó hacer una investigación por lo que ahora llamaríamos malversación, y descubrió que sus ministros le robaban a manos llenas. Ejecutó a uno de sus consejeros, y temiendo la misma suerte Berthelet huyó dejando atrás mujer y castillo. ¡Qué poco cambian los tiempos!. En esa época la estampa del Palacio no tenía nada que ver con la actual que data del XIX. Hoy es un lugar recogido y agradable que está en renovación y que dentro de muy poco tiempo presentará una cara impecable. castillo-12

Nuestro periplo navideño puede continuar en AMBOISE, uno de los primeros junto a CHENONCEAU que pusieron en marcha la campaña festiva de Noël. Este año, este edificio levantado en la Edad Media nos invita a dar un paseo por la evolución de las fiestas a lo largo de los siglos y cómo han cambiado nuestros gustos para celebrarlas. Haremos un viaje a través de los cánticos, árboles, regalos, bolas y demás artilugios sin los que ahora no concebiríamos la Navidad. La tradición más exquisita nos hará revivir a través de los olores de los Abetos y de la madera crepitando en la chimenea, el espíritu de estas fiestas mágicas que sacan lo mejor de cada uno. El inicio de la historia del Castillo se remonta al Siglo XIII, aunque sucesivas remodelaciones le han otorgado su aspecto moderno. Asomado al Loira, casi suspendido, su figura más imponente es desde el Río, ese Río que lo ha hecho grande y que fue el testigo silencioso de la infancia del Rey de la Salamandra. castillo-9

Hay más Castillos que se engalanan para estas fiestas: Blois, Langeais, Sully sur Loire, Cheverny, Meung-sur-Loire, Beaugency, La Bussiére, Chinon,…Pero voy a finalizar con uno cuyo proyecto de todo el año me parece maravilloso. La Fortaleza de CHAUMONT-SUR-LOIRE se remonta a la época de Catalina de Médicis. Tanto ella como su rival, la amante de su marido, Diana de Poitiers, vivieron aquí. La primera cuando Enrique II se entregaba a su querida, la segunda cuando fue expulsada de Chenonceau a la muerte de su protector. El caso es que se trata de un lugar elegante y acogedor con vistas al río y con unas Cabellerizas que en su momento fueron la envidia de los todos los monarcas de la Época. Levantadas en 1877 por Paul-Ernest Sanson, el arquitecto del Príncipe de Broglie, estaban consideradas a finales del siglo XIX como las más lujosas y cuidadas de toda Europa

castillo-1

Pues en este contexto histórico, el Castillo ha creado un Festival Internacional de Jardines que reúne, cada año, de abril a noviembre, a los mejores paisajistas y artistas internacionales en esta disciplina de todo el mundo. Y junto a ellos y muchas veces mezclados en los espacios, creadores como El Anatsui, Gerda Steiner y Jörg Lenzlinger, Mathieu Lehanneur y muchos más…Si investigáis encontraréis que su trabajo está en primera línea. El festival lleva 25 ediciones con 30 nuevos jardines cada año. 90 fotógrafos y artistas contemporáneos han desfilado por aquí desde 2008. 400.000 visitantes en cada edición aseguran la vitalidad de una iniciativa que se encuentra en plena forma. Si os acercáis ahora a Chaumont-Sur-Loire podréis ver en funcionamiento los jardines de invierno que también tienen su encanto. Luces especiales reciben a los visitantes al caer la noche, una iluminación calurosa que se traslada al interior y que recorre las estancias más características del lugar: la escalera de honor, el salón de la princesa, la biblioteca, el comedor, las habitaciones en las que pernoctaron los huéspedes ilustres del lugar,…Todo el ambiente está invadido por la Navidad. Hay también talleres y cuentacuentos para los más pequeños y actividades de jardín y huerto para los más mayores que en el fondo no han dejado de ser niños… Léonard de Serres

Así es la Navidad en el Valle del Loira. Divertida, animada y llena del espíritu que nos invadía cuando creíamos en Castillos y soñábamos con príncipes y princesas encantados…¡Esperemos que ese espíritu perdure siempre en nosotros!…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *