¡Buenos días familia!

Hace unos meses os conté que había empezado a ir al gimnasio ….pues bien, tuve que dejarlo. Cada vez que hacía ejercicio, luego me tiraba tres días que me quería morir, sin energía, sin fuerzas y me encontraba mal. Al principio pensé que era porque estaba en baja forma, pero cuando pasó un mes y seguía igual me empecé a preocupar.

Me fui al médico, obviamente, y me hicieron un chequeo de arriba a abajo: me miraron corazón, me hicieron analíticas y afortunadamente todo estaba bien, simplemente el médico me dijo que era estrés. Tenía que ir muy poco a poco con el ejercicio por el ritmo de trabajo tan fuerte que tenía. ¿Estaba tirando mas de cuenta? Parece ser que si, y esto me hizo reflexionar, no sé si me entendéis….He llegado a un acuerdo conmigo y he decidido ponerme límites.

Hace dos semanas empecé a hacer yoga, muy tranquilamente, sin forzar, sólo para conectar con mi cuerpo y también he salido a correr muy poco a poco. Esto me está costando mucho más, mi tendencia es embalarme a la hora y tengo que ir concentrada para no correr más de la cuenta, muy suavemente, vamos, pisando huevos ….Y poco a poco lo voy logrando. De momento he conseguido no encontrarme mal después de hacer ejercicio.
A veces es necesario marcarse ciertos límites, a veces es necesario escuchar al cuerpo, puede que a lo que a todo el mundo le siente bien a ti no en un determinado momento. Hay que pararse, sentir y escuchar a nuestro cuerpo….
¡¡Feliz fin de semana a todos y no os olvidéis de sonreír!!

Reflexión del día
Cuanto más consciente eres de las cosas buenas que tienes en la vida, más cosas buenas se seguirán manifestando ….