¡Buenos días familia!

¿Cómo lleváis la semana? Yo muy bien, haciendo un montón de cosas pero, a la vez, disfrutando de ellas. ¿Qué seria la vida sin disfrute? No tendría sentido, ¿verdad? A veces hay que proponérselo. Me explico: hay veces  que sin querer, ponemos el piloto  automático y nos dejamos llevar por todos nuestros quehaceres, obligaciones, etc. y la vida se convierte en eso, en obligación más que en diversión. Pasan los días sin enterarnos, sin disfrutar y sin estar presentes. Vamos como zombies deambulando de un lado para otro sin ningún tipo de control, emborrachados de tanto pensamiento que nos nubla la realidad. Esto es así hasta que un día, sin saber muy bien por qué, la vida nos para de alguna manera. Es ahí cuando nos empezamos a dar cuenta de lo que es importante o no. Empezamos a valorar las cosas más simple y empezamos a encontrarle sentido a muchas otras.

Pero ese momento no hay que esperarlo sentado. Podemos (y debemos) empezar nuestro proceso desde ya. No depende nuestros padres, amigos,  jefes ni nadie que no seamos nosotros. La  llave de la felicidad está en nuestras manos.

No desaprovechemos los días, no pongamos los  candados antes de tiempo. Exploremos, observemos, sintamos a la vida en todo su esplendor ….esta época es maravillosa para reencontrarnos con nosotros mismos y hacer las paces.

Y es que ….¿Qué sería la vida sin disfrute?

¡Feliz fin se semana a todos y no os olvidéis de sonreír!

Vestido: Succo Di more

Bolso: Matties Bag

Pamela: namdalay.com

 

Reflexión del día: ‘No estás derrotado cuando pierdes, estás derrotado cuando te das por vencido’.