¡Buenos días! Madre mía que fin de semana he tenido, sobre todo el sábado que no paré. Por la mañana estuve en la Pool Party que hacía una revista de moda. La gente estaba entregadísima: se bañaron el piscina, había música en directo, me reencontré con amigas como Mariana (que la conocí en mi viaje  a L.A hace unos meses y desde entonces hemos hecho muy buenas migas), Vicky Marcos ( maquilladora y peluquera) etc. La fiesta estuvo tan agradable que la  mañana se nos pasó volando. Y por la tarde fui  al súper concierto de Alejandro Sanz en el Vicente Calderón.

Puff, ¡madre mía! Fue una auténtica pasada lo que vivimos allí.  El estadio estaba hasta arriba con 50.000 almas cantando junto a él temas tan míticos como ‘Corazón partío’ o ‘Amiga mía’, ¡una auténtica locura!

Los pelos de punta cada dos por tres. Se desprendía por todos los lados una energía brutal. Fue una noche donde las estrellas como Malú, Niña Pastori, Juanes, Bisbal o Antonio Orozco brillaron más que nunca junto al gran protagonista de la noche. Me hubiese encantando  ponerme por unos instantes en la piel de Alejandro Sanz, pues no paraba de intentar imaginar qué sentiría él viendo el estadio lleno de gente cantando sus canciones. Estaba todo el mundo disfrutando al máximo, le tiraban  cosas al escenario: cojines, banderas, camisetas… ¡e incluso me dio la sensación de ver volar unas bragas!

Todas las personas que estábamos allí sentíamos pasión y admiración por toda una carrera llena de éxitos. Grande Alejandro Sanz y a seguir disfrutando de tu música muchos años más.

Os dejo a continuación las fotitos

  

Mi look: vestido blanco de Succo di More, sombrero de Namdalay y sandalias de Magrit

¡¡Feliz lunes todos y no os olvidéis de  sonreír!!

Reflexión del día: Tropezar no es malo, encariñarse con la, piedra si.

VANESA ROMERO