¡¡¡¡La primavera la sangre altera!!!! Este es un dicho que hemos oído un millón de veces, ¿verdad? Y no le falta razón, y es que nuestro cuerpo se encuentra en esta estación en un proceso de limpia, (ya os hablaré de ello en otro post), por eso es muy importante alimentarnos muy bien y darle la energía que necesita para este proceso depurativo.

Si algo hay que mantener a raya también en los cambios de temporada son nuestras defensas, por eso hoy os voy a dar unas pautas que os pueden ser muy útiles.

Son muchos los alimentos que potencian nuestro sistema inmunológico defensivo como ocurre en el caso del yogur. No sólo enriquece nuestra flora intestinal, si no que además estimula el sistema inmunológico.

  • Las setas shiitake ayudan también a aumentar las funciones del sistema defensivo. Las podéis comprar en herbolarios.
  • El ajo nos ayuda a combatir las bacterias y virus. Potencia la creación de linfocitos T y de macrófagos.
  • Vitamina C: El kiwi y los cítricos como el pomelo o el limón son ricos en esta vitamina y también nos ayuda a aumentar nuestras defensas.
  • Vitamina E: cereales, el germen de trigo contienen esta vitamina que ayuda al buen funcionamiento de nuestras defensas. También es recomendable consumir mucha fruta como fresas, melón, mango, caqui. Verduras como coles, zanahorias y las de hoja verde también.
  • Comer alimentos ricos en cinc, como por ejemplo, las ostras o las semillas de calabaza.
  • Plantas medicinales como espino albar, tomillo, escaramujo…

Espero que este post os haya sido útil, y ahora os muestro el look elegido para hoy, ¡¡¡feliz puente!!! Nos leemos el miércoles ¡¡¡Disfrutad mucho!!!

 

 

Reflexión del día: Cómo pretendes volar si no te alejas de los que te arrancan las plumas.

Vestido: Succo di More

Bolso: Pieces

Botines: Alma en pena